28/05/2014 | PROGRAMA VOCAR
El Buque Oceanográfico Puerto Deseado fue visitado por cientos de personas el fin de semana
Investigadores del CONICET realizaron charlas y tripulantes del buque guiaron recorridos por el navío, con el objetivo de despertar vocaciones científicas y concientizar sobre el Mar Argentino.

En el marco del Programa de Promoción de Vocaciones Científicas (VocAr) del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), el Buque Oceanográfico Puerto Deseado (BOPD) abrió sus puertas a la comunidad en general.

Luis Cappozzo, investigador del CONICET e integrante del proyecto “Plataforma País Ciencia”, brindó una charla titulada “Del Planeta Océano al Mar Argentino”. Durante la misma, el científico explicó el porqué del cuidado del Mar Argentino, “que es vital para el desarrollo de cualquier sociedad”. En cuanto a la biodiversidad estudiada, expresó que “solo son conocidas el 15% de las especies que viven en el agua”.

En referencia al buque sostuvo que “buques como este son los que viabilizan que los biólogos marinos, oceanógrafos, climatólogos, geólogos marinos puedan acceder a los sitios en donde obtenemos los datos que luego se transforman en nuevas piezas de conocimiento científico que son fundamentales para conocer los recursos que hay que conservar, que se puede explotar de una manera racional basando esa explotación en conocimiento científico y no en la demanda del mercado”.

También hizo hincapié en la importancia del Mar Argentino. “El océano regula el clima en la Tierra, es responsable de capturar el dióxido de carbono que hay en la atmósfera, libera oxígeno de la atmósfera que es necesario para todos los seres vivos que respiramos aire y además nos brinda alimentos y soporte de transporte, energías limpias no convencionales, entre otras cosas” remarcó.

Finalmente, concluyó su exposición remarcando que “la imaginación puede hacerse realidad siempre y cuando haya inversión en ciencia, tecnología e innovación”, haciendo referencia a la importancia del rol del Estado en este ámbito.

Otra de las charlas estuvo a cargo de Javier Signorelli, investigador del CONICET en el Centro Nacional Patagónico (CENPAT), quien brindó una exposición sobre su labor a bordo del buque en la última campaña oceanográfica. Su tema de investigación son los invertebrados; su biodiversidad, reproducción y taxonomía; y la contaminación portuaria y su efecto en caracoles marinos.

El científico explicó que por ejemplo, para la recolección de los organismos, la embarcación debe navegar a poca velocidad. Agregó, que si las estaciones de muestreo están separadas, hay una instancia de revisión de esas muestras en los laboratorios del buque. Al finalizar la campaña, cada grupo de investigación se lleva el material recolectado a su lugar de trabajo para catalogarlo, armar colecciones, generar publicaciones científicas, presentaciones en congresos y artículos de divulgación científica.

El Puerto Deseado, tripulado por personal del Servicio de Hidrografía Naval (SHN), junto con el Buque Oceanográfico Costero Comodoro Rivadavia conforman la Unidad de Apoyo a Investigaciones Hidrogáficas y Oceanográficas (UNIHDO) de gestión compartida entre el CONICET y el Ministerio de Defensa. Las campañas oceanográficas son coordinadas de forma conjunta entre el CONICET, el SHN y la Dirección Nacional del Antártico (DNA).

El BOPD realiza campañas anuales de investigación en atmósfera, monitoreo pesquero, geología y biología marina, geobiológica, oceanografía y estudios sobre contaminación a lo largo de la costa patagónica, Tierra del Fuego y la Antártida.

Notas relacionadas
Más de 300 jóvenes participaron de actividades a bordo del Buque Oceanográfico Puerto Deseado
Colegios secundarios visitaron el Buque Oceanográfico Puerto Deseado
El Buque Oceanográfico del CONICET abrió sus puertas a toda la comunidad