Vinculación tecnológica

Seminario sobre reactivos de diagnóstico de uso in vitro en el CONICET

Un especialista del Instituto Malbrán brindó conceptos y herramientas para el desarrollo, estandarización y validación de dicho método en Argentina.


Dr. Marcelo Rodríguez, bioquímico del Departamento de Parasitología del Instituto Nacional de Microbiología Dr. Malbrán (INEI-ANLIS). Foto: CONICET Fotografía.

Atenta a las demandas de los investigadores que trabajan en temas de transferencia tecnológica relacionadas al área Salud, la Dirección de Vinculación Tecnológica (DVT) organizó el pasado viernes 1º de julio un seminario sobre reactivos de diagnóstico uso in vitro en Argentina que estuvo a cargo del Dr. Marcelo Rodríguez, bioquímico del Departamento de Parasitología del Instituto Nacional de Microbiología Dr. Malbrán (INEI-ANLIS).

El seminario estuvo dirigido a personal técnico de la DVT y vinculadores de la Red de Oficinas de Vinculación Tecnológica que trabajan en el seguimiento de proyectos de transferencia y tuvo como objetivo dar a conocer cuáles son los requerimientos legales, regulatorios y técnicos para producir e importar reactivos de diagnóstico uso in vitro, teniendo en cuenta  todas las normas y resoluciones que competen al área. La idea subyacente fue que los participantes pudieran identificar todos los actores y sus roles en la cadena de desarrollo-importación y de uso-comercialización de esos reactivos para diseñar  estrategias eficientes de vinculación tecnológica.

Consultado sobre la temática, el especialista a cargo expresó: “Es un nuevo campo disciplinar que se relaciona a la evaluación de los reactivos de diagnósticos, sobre todo los moleculares, por ello este campo es transversal a todas las disciplinas. De alguna manera intenta estandarizar u ordenar las evaluaciones de los métodos que hacen los investigadores”, y agregó: “Es un método novedoso tanto en Argentina como en el mundo porque las publicaciones científicas y las guías de estandarización en relación a este campo disciplinar surgieron hace cinco años”.

Los reactivos de diagnóstico “uso in vitro” (según sus siglas en inglés, IVD) son utilizados con fines diagnósticos en pacientes sintomáticos y en monitoreo de enfermedades crónicas en población asintomática, monitoreo o seguimiento de pacientes sometidos a algún tratamiento o como indicadores de pronóstico terapéuticos.

Dado que las empresas a veces dejan de producir algunos reactivos por su baja rentabilidad se generan vacancias para el diagnóstico de ciertas patologías como enfermedades infecciosas, inmunopatologías y diagnóstico de cáncer, entre otras.

De igual manera, cuando los reactivos necesarios existen, muchas veces su costo imposibilita su uso en países en vías de desarrollo. Frente a esta situación, muchos investigadores desarrollan IVD in house moleculares e innovadores muy necesarios en los algoritmos diagnósticos que sirven no sólo para brindar un servicio a los sectores más desprotegidos de la sociedad, sino también como complemento de diagnóstico en el sector salud tanto público como privado.

“Muchos de los reactivos de diagnósticos se denominan in house porque tienen la característica de no salir del laboratorio de donde se crean y tienen requerimientos legales y técnicos desde hace muy pocos años en el mundo”, explica Rodríguez. De hecho, los IVD in house en el país no necesitan ser registrados frente a la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

“Estamos adaptando nuevas miradas en la evaluación de los métodos y hay un fuerte interés en la comunidad científica nacional en conocer esta nueva modalidad”, finalizó el especialista.

En tal sentido, la DVT espera poder hacer extensivo el seminario, en un futuro, a investigadores, becarios y personal técnico que trabaje en este campo de la ciencia y la tecnología.