VINCULACIÓN TECNOLÓGICA

Se entregaron los reconocimientos del concurso IB50K del Instituto Balseiro

Los proyectos ganadores y los premios especiales de esta 13° edición del certamen cuentan con la participación de investigadores/as y becarios/as del CONICET.


Se entregaron los reconocimientos del concurso IB50K del Instituto Balseiro. Foto: Cortesía Instituto Balseiro.
María Celeste Ratto, directora CCT CONICET Patagonia Norte.
Matias Morelli, recibiendo el premio en representación de Upbio SAS -Elevalactea. Foto: Cortesía Instituto Balseiro
Valentín Roldán recibiendo la mención del CONICET en representación de 3DFarmic. Foto: Cortesía Instituto Balseiro
Valentin Roldan (izq.), Daniela Quinteros y Sofía Martinez. Equipo de 3DFarmic. Foto: Cortesía investigadores/as
Morelli Matias (izq.), Marcos Anichini, Juan Martin Pividori y Alejo Ermilio. Equipo de Upbio SAS -Elevalactea, Foto: Cortesía Investigadores.

El Concurso de Planes de Negocio de Base Tecnológica IB50K organizado por el Instituto Balseiro, institución dependiente de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y la Universidad Nacional de Cuyo (UNCUYO) presentó los proyectos ganadores y premios especiales de la 13° edición del certamen. El primer premio fue otorgado a “NeuralWave” que desarrolla técnicas de Inteligencia Artificial que permiten cambiar la voz de una persona por otra real o inventada. “Upbio SAS -Elevalactea” y “Canopilogger” se quedaron con el segundo y tercer premio respectivamente. Los proyectos ganadores y los premios especiales cuentan con la participación de investigadores/as y becarios/as del CONICET.

Además, el premio especial otorgado por el CONICET que busca reconocer el liderazgo de investigadoras para visibilizarlas en roles destacados en las Empresas de Base Tecnológica (EBTs) y a su vez, estimular la participación de mujeres en el sistema científico se entregó al proyecto “3DFarmic”.

Durante la ceremonia de premiación la directora del Centro Científico Tecnológico CONICET Patagonia Norte, María Celeste Ratto expresó: “Es un gusto volver a acompañar este concurso que se hace todos los años y que trae mucha frescura, ilusión y esperanza, que tantos jóvenes emprendan este camino. A partir del año pasado, decidimos con la presidenta de la CNEA, Adriana Serquis y con la presidenta del CONICET, Ana Franchi entregar este estímulo para fomentar las vocaciones científicas de mujeres. Estoy contenta de ver tantas mujeres jóvenes, el año pasado había muchas menos y me parece que es un compromiso que todas las instituciones deberíamos asumir y tratar de promover activamente. Así que esperamos que crezca más la participación de las mujeres en estas disciplinas”.

Elevalactea. Tecnología que permite convertir el suero de queso en extractos de levadura y microalgas para medios de cultivo utilizados en soluciones biotecnológicas

El becario del CONICET en el Departamento de Medio Ambiente de Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas y docente de la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional del Litoral, Matías Nicolás Morelli comentó: “Competimos con grandes proyectos, realmente nos sorprendió. Hace más de 3 años que venimos trabajando en el proyecto y es la tercera vez que nos presentamos a dicho concurso, es la primera vez que logramos quedar entre los finalistas. Este estímulo es muy importante para nosotros, nos ayuda a seguir trabajando, fortalece la confianza en el proyecto y nos acerca a conseguir el objetivo final, que implica acercar a los productores Pymes de quesos una herramienta que les permita solucionar el problema que tienen hoy en día con el lactosuero”.

En cuanto a Elevalactea, el proyecto aborda el desafío del aprovechamiento del lactosuero en la producción de queso, una problemática para los pequeños y medianos productores. “Su innovador proceso convierte el suero en biomasa de levaduras, reduciendo residuos y optimizando recursos. Este proyecto no solo busca valorizar el suero desaprovechado, estimado en 2.7 millones de litros/día, sino también avanzar hacia la obtención de productos de alto valor agregado”, explicó Morelli; y agregó: “Uno de estos productos es el extracto de levadura. Insumo muy utilizado en el área de la biotecnología. Sector que está creciendo a pasos agigantados tanto a nivel nacional como mundial. Actualmente, dicho insumo es importado, por lo tanto, este proyecto representa una oportunidad para impulsar la biotecnología en el país”.

También recibió el premio especial otorgado por la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación de Santa Fe al proyecto que potencie la innovación para la transformación de la cadena de valor agroalimentaria y agroindustrial y que el equipo esté compuesto por mayoría de participantes santafesinos. Y el premio aportado por Fundación YPF, que consiste en mentoreo y asesoría para desarrollar un proyecto cuya propuesta contribuya a la transición energética mediante el uso de tecnología.

3DFarmic. Desarrollo de parches adherentes, con principios activos para el tratamiento de afecciones dermocosméticas, con tecnología de microagujas autoaplicables

En el campo de la industria tecnológica cada vez más mujeres y diversidades desafían los estereotipos y ocupan roles de liderazgo transformadores que contribuyen a generar mayores oportunidades de igualdad en el ámbito laboral de la Ciencia y Tecnología.

En este marco y tras recibir el premio especial del CONICET, la investigadora de la Unidad de Investigación y Desarrollo en Tecnología Farmacéutica (UNITEFA, CONICET – UNC), Daniela Quinteros afirmó: “Debemos darnos cuenta de todo el potencial que tenemos, debemos creer en nosotras mismas y salir de nuestro estado de confort. Es la única manera de visibilizarse y ser agentes de cambio para otras mujeres que tienen un gran potencial y aún no se han dado cuenta de todo lo que valen. Hay una frase muy cierta y que me acompaña muy de cerca que dice: Si tú no trabajas por tus sueños, alguien te contratará para que trabajes por los suyos” y sostuvo que “para nuestro equipo es un gran reconocimiento, una caricia al alma. Agradecemos que CONICET reconozca este tipo de actividades pues realmente requiere una gran dedicación y esfuerzo continuo. Hace aproximadamente 18 meses que con mis co-fundadores Sofía Martínez y Valentin Roldán nos propusimos llevar adelante este sueño, el cual esperamos que se materialice pronto en una EBT y poder brindar a nuestra sociedad un producto de calidad que permita optimizar tratamientos de una manera sencilla, eficaz y segura”.

3DFarmic proyecta a corto plazo poder validar en Argentina el desarrollo de la tecnología para luego escalar al mercado estadounidense, a través de una plataforma de parches de microproyecciones personalizados donde, por medio de una aplicación digital, los y las pacientes accederán al servicio e iniciarán el proceso comercial para adquirir el producto. “Como empresa, nos enfocaremos en el procesamiento que conlleva la fabricación de estos sistemas formados por ácido hialurónico y otros principios activos, con la finalidad de dar respuesta a un portafolio de afecciones dermocosméticas en co-desarrollo con nuestras alianzas estratégicas”, concluyó Quinteros.

Además, el proyecto 3DFarmic recibió el premio otorgado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología de Córdoba al mejor proyecto a desarrollarse en Córdoba y que tenga por objetivo potenciar y agregar valor a la cadena del Hidrógeno, Litio, Bioinformática o Inteligencia Artificial y el premio especial otorgado por la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad Nacional de Córdoba a equipos finalistas compuestos por jóvenes de esa provincia.

El IB50K es un certamen que está dirigido a jóvenes tecnoemprendedores con el objetivo de apoyar la creación y crecimiento de Empresas de Base Tecnológica. Algunas de las temáticas de los diez proyectos finalistas de esta edición 2023 fueron acerca de inteligencia artificial, biotecnología, robótica y tecnología farmacéutica. Cada equipo que llegó a la final del concurso del Instituto Balseiro desarrolló un plan de negocios de base tecnológica, que brinda una solución o una mejora novedosa para la sociedad.

Para ver la Jornada final y la ceremonia de premiación: clic aquí

Todos los equipos seleccionados como proyectos finalistas de la edición 13 del Concurso IB50K recibieron el premio especial de becas para asistir al taller “Mentoría sobre Fundraising”, aportado por EMPREAR, y al taller “Desarrollo del Comportamiento Emprendedor”, aportado por Fundación Empretec.

Otros proyectos reconocidos con premio especial:

Agro PaperSens, de la categoría Tecnología agraria, recibió el premio especial otorgado por Fundación INVAP.

BioSpi, de la categoría Biotecnología, recibió el premio especial otorgado por la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Entre Ríos y el premio especial otorgado por SF500.

e-santé, de la categoría Electromedicina / Telemedicina, recibió el premio especial otorgado por la Universidad Nacional de Quilmes.

IMA, de la categoría Automatización y control, recibió el premio especial otorgado por la Universidad Nacional de Quilmes, el premio otorgado por Fundación INVAP y el premio otorgado por la Universidad Nacional de San Martín.

InnerLab, de la categoría “Robótica”, recibió el premio especial otorgado por la Agencia Río Negro Innova y el premio especial aportado por ADIMRA.

Protiva bioinks, de la categoría Biotecnología, recibió el premio especial otorgado por INTA y el premio especial otorgado por Fundación INVAP.