TECNÓPOLIS 2012

Microalgas, las potencialidades del oro verde

Una investigadora del CONICET estuvo como anfitriona en el espacio de Biodiversidad y habló con el público sobre las numerosas aplicaciones que tienen estos microorganismos


Patricia Inés Leonardi en Tecnópolis

A lo largo de los ambientes antártico, boscoso, oceánico, desértico y selvático representados en el espacio Biodiversidad dispuesto por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, la investigadora Patricia Inés Leonardi interactuó con los visitantes de Tecnópolis, y habló sobre las diferentes propiedades de las microalgas, en especial su uso para la obtención de biodiesel.

Leonardi es doctora en Ciencias Biológicas por la Universidad Nacional del Sur y trabaja en el Centro de Recursos Naturales Renovables de Zona Semiárida (CERZOS), ubicado en Bahía Blanca. Trabaja hace más de 20 años en estudios de algas, y en los últimos tiempos se especializó en la investigación de las potencialidades de las microalgas.

La investigadora contó que generalmente ella es la cara visible pero es un grupo de trabajo extenso e interdisciplinario, compuesto por varios biólogos, ingenieros químicos y bioquímicos, “la idea es trabajar juntos e irnos complementando”. Y ejemplificó contando que “el cultivo de algas lleva mucho tiempo, desde su aislamiento y hay que hacerlo durante todo el período de investigación, luego viene la extracción del aceite y el biodiesel y eso está en manos fundamentalmente de ingenieros químicos”.

“Hace varios años que a las microalgas se las llama oro verde”, dijo al público la bióloga, y explicó que eso se debe a la numerosa cantidad a aplicaciones que estas tienen y a la posibilidad de obtener de ellas productos de alto valor agregado. Detalló algunos como “la obtención de betacaroteno que es la provitamina A que cuando uno la ingiere se transforma en la vitamina A, la obtención del antioxidante astaxantina, y de especies como la Spirulina se pueden extraer diversas vitaminas y minerales”.

Sin dudas, una de las potencialidades más importantes y en la que la investigadora está centrando sus investigaciones es la obtención de biodiesel a partir de aceites de las microalgas. “El recurso fósil del petróleo es un recurso finito, la gente más optimista dice que en cien años se va acabar, otros dicen que en cincuenta, de ahí la necesidad de obtener otra fuente de energía y renovable”, contó a los visitantes Leonardi y completó diciendo que “hay estudios que indican que para el 2030 a nivel mundial se va a necesitar un 60% de energía más de la que se está utilizando ahora”.

La bióloga explicó que Argentina es el tercer productor mundial de biocombustibles, la gran mayoría es partir de semillas de soja, y de ahí la necesidad de obtener otras fuentes de energía para complementar este recurso. “No es que haya una competencia entre unos y otros sino la necesidad de poder obtener más materia prima para poder abastecer la necesidad de energía a nivel mundial”, aclaró.

Por último, la investigadora reflexionó sobre Tecnópolis y dijo que “es una obra muy bien realizada, los espacios son sumamente interesantes y atraen a la gente. Es un lugar ideal para que los científicos le podamos mostrar a la comunidad las actividades que estamos realizando en distintos temáticas”.

En esta nueva edición de Tecnópolis 2012, organizada por la Unidad Ejecutora Bicentenario de la Secretaría General de la Presidencia de la Nación, el CONICET acompaña institucionalmente con sus investigadores al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva en sus 13 espacios temáticos con propuestas y atracciones para disfrutar, explorar y aprender.

La mega muestra de ciencia, tecnología y arte está situada en un predio de más de 50 hectáreas en la localidad de Villa Martelli, provincia de Buenos Aires. Está abierta de martes a domingo de 12 a 20 hs. con entrada libre y gratuita.