CIENCIA Y JUSTICIA

Jornada en el Colegio de Abogados de San Isidro

Investigadores del CONICET explicaron el aporte que la ciencia puede hacer para mejorar y actualizar la actividad Judicial


Autoridades durante la jornada. Foto: gentileza CASI
Autoridades durante la jornada. Foto: gentileza CASI
Autoridades durante la jornada. Foto: gentileza CASI

El Colegio de Abogados de San Isidro fue escenario de un nuevo encuentro organizado por el Programa Ciencia y Justicia del CONICET.  Tal como lo explicó el gerente de Legales del organismo, Alan Temiño, estas jornadas de trabajo buscan articular y mejorar la labor de la Justicia a través de los instrumentos de ciencia e investigación que desde el organismo se pueden brindar.

El presidente del Colegio, Santiago Quarneti, quiso estar presente durante las exposiciones, haciendo especial hincapié en esta sociedad “virtuosa” entre la labor de la Justica y el aporte científico.

Bajo la coordinación de Cora Arias participaron los especialistas Marta Novick, Andrea del Bono y Mario Gambacorta, todos pertenecientes al Centro de Investigación para los Trabajadores (CITRA, CONICET-UMET). Por su parte, Julia Bruzzone intervino activamente como miembro del área académica del Colegio de Abogados de San Isidro.

Nuevas tecnologías

El propósito del encuentro era identificar los desafíos a los que se enfrenta la Justicia del Trabajo a la hora de aplicar normativas que ya no se ajustan necesariamente a la realidad del mundo. Las ponencias analizaron la transformación que se viene produciendo en el ámbito laboral a la luz de las nuevas tecnologías, nuevos modelos empresariales, las formas atípicas de empleo, el surgimiento de la tercerización y/o subcontratación. Todo ello al tiempo que persisten procesos y mecanismos de informalidad a los que se suma a partir de la emergencia económica y nuevos modos de “cuentapropismo”: el fraude laboral.

Se explicó que existe una cierta incapacidad de la dinámica económica para crear puestos y trabajos de calidad y por lo tanto se desarrollan los trabajos relacionados con la economía popular. Además, las innovaciones tecnológicas  plantean cambios en los estándares laborales que la normativa tradicional no los contempla en forma adecuada. Es que –se dijo- el Derecho del trabajo fue construido para regular relaciones laborales propias de un modelo que ya no existe. La posibilidad de subsumir las distintas maneras de movilización de la fuerza de trabajo en la legislación laboral resulta cada vez más compleja y por tanto resulta decisivo el diálogo entre investigadores/as especialistas en estudios del trabajo y agentes de la Justicia laboral que deben cotidianamente dictaminar la aplicación de la normativa.

La idea de la reunión fue avanzar en precisar esta falta de entendimiento entre la nueva realidad laboral y la legislación vigente e ir trabajando en nuevas herramientas que vayan achicando este “gap” e interpreten mejor lo que ocurre en el mundo del trabajo.