14/05/2014 | FERIA DEL LIBRO
Investigadores del IBYME brindaron charlas dinámicas en la Zona Explora
El objetivo fue que los visitantes comprendan temas complejos como la endometriosis, las células tumorales, la reproducción celular, el colesterol y las hormonas de una manera sencilla.
Investigadores del IBYME que participaron de las charlas. Foto: CONICET Fotografía.

Investigadores del Instituto de Biología y Medicina Experimental (IBYME, CONICET – FIBYME) se presentaron en la 40ª Feria Internacional del Libro, y bajo el formato de exposiciones dinámicas apoyadas en material didáctico, generaron la participación de los visitantes

A través de estas charlas se buscó que el público logre comprender temas complejos de un modo sencillo.

La primera exposición estuvo a cargo de Rosa Barañao, investigadora del CONICET, quien disertó acerca de la endometriosis, una enfermedad que afecta a 200 millones de mujeres en todo el mundo, de las cuales el 10% está en edad reproductiva.

“En Argentina se calcula que hay alrededor de un millón de mujeres con la enfermedad. Seguramente hay muchas más porque está subdiagnosticada”, expresó Barañao.

La especialista habló de los orígenes de la enfermedad, las causas, los síntomas, qué y cómo están investigando en el IBYME y la posibilidad de nuevos tratamientos a través de terapias naturales.

En cuanto a la importancia del conocimiento de la enfermedad, Barañao expresó que “por eso es tan importante que hagamos difusión desde el CONICET y la Sociedad Argentina de Endometriosis (SAD) para que esta enfermedad se conozca cada vez más y se diagnostique a tiempo, para así no llegar a los estadíos que provocan infertilidad”.

Diego Croci, investigador del CONICET, realizó la segunda charla donde contó en forma de historia el camino que tiene que hacer una célula para dejar de ser normal y convertirse en una célula tumoral. El investigador detalló que esto sucede biológicamente. “Cuando las células tumorales no envejecen y no se mueren, son genéticamente inestables”, sostuvo.

Asimismo, agregó que “si el sistema inmune se debilita por alguna razón, el tumor aprovecha y destruye al sistema y le cambia la mentalidad para que el sistema inmune defienda al tumor”.

Luego de mostrar con imágenes la diferencia entre células sanas y células tumorales, abordó cuáles son las estrategias que tienen los científicos para tratar de contrarrestar los procesos de tumoración, qué investigan en el Laboratorio de Inmunopatología del IBYME, qué tipo de información encuentran y cómo obtienen datos científicos.

La tercera charla estuvo a cargo de Marina Romanato, investigadora del CONICET, quien invitó al público a participar bajo la consigna “Todo lo que usted siempre quiso saber sobre reproducción y nunca se atrevió a preguntar”.

Entre los temas abordados, se refirió a las diferencias entre las células reproductivas femeninas y las masculinas, y explicó que “el hombre y la mujer son diferentes y eso se expresa en sus células”.

“Las mujeres nacen con aproximadamente 400 mil ovocitos. Ese número alcanza para ovular una vez por mes durante toda la vida reproductiva, que comienza en la adolescencia y termina alrededor de los 50 años. A diferencia de los hombres, donde la espermatogénesis comienza en la pubertad y no termina nunca”, consignó.

Luego, con el soporte de imágenes, datos históricos y estadísticas, explicó cuanto demora la ovogénesis y la espermatogénesis, las distintas formas y partes del espermatozoide y los obstáculos que tiene hasta llegar al ovocito.

La siguiente charla la realizó Omar Pignataro, investigador del CONICET. Bajo la consigna “Colesterol: ¿Amigo o enemigo?”, buscó desmitificar la idea generalizada de que el colesterol es malo.

En este sentido, Pignataro expresó que “en cierta manera es correcto pensar que el colesterol es dañino ya que es el causante de que se tapen las arterias y eso va a conducir a muertes o infartos de miocardio o ACV (accidentes cerebrovascular). Por otro lado, vale aclarar que ante el colesterol malo, que es el que nos tapa las arterias, nuestro propio cuerpo nos puede defender con algo que se llama colesterol bueno (HDL) que limpia las suciedades que va dejando el colesterol malo (LDL)”.

Finalmente, Pignataro explicó la importancia del colesterol en nuestro cuerpo. “Permite la síntesis de hormonas que son esenciales para la vida, como las que se sintetizan en la glándula suprarrenal y que van a ser esenciales para la reproducción”.

Por último, Juan Carlos Calvo, investigador del CONICET, brindó una charla llamada “¡Qué porquería las hormonas! ¿Amigas o enemigas?”, donde explicó cuáles son los diferentes tipos de hormonas, cómo se comunican, para qué sirven y qué sucede si funcionan mal.

“Las hormonas son amigas pero pueden volverse enemigas. Primero, si uno las usa mal -como en el caso de algunos físicoculturistas-. Segundo, si algo falla en todo ese camino del sistema hormonal. Entonces la hormona se vuelve en contra, no por ella en sí misma, sino porque hay algo que está impidiendo que actúe bien”, expresó.

La participación de los investigadores del IBYME en la Feria del Libro se realiza ininterrumpidamente desde el año 2009 y busca acercar la actividad científica que se realiza entre el Instituto y la sociedad.