Noticias Institucionales

Balance y perspectivas del Observatorio de Violencia Laboral y de Género en el 2020

El espacio cerró el año con un encuentro virtual donde autoridades y referentes intercambiaron miradas, logros y desafíos.


La Dra. Valeria Fernández Hasan, por el CCT CONICET Mendoza, y la Dra. Marisa Inés Censabella, en representación del CCT CONICET NORDESTE.

Sin dudas, el 2020 ha sido un año difícil, atípico y desafiante en muchos aspectos. Sin soslayar esa complejidad en la que el Observatorio de Violencia Laboral y de Género (OVLG) se vio inmerso, sus representantes se reunieron en un encuentro para repasar los logros y dificultades del 2020, y los desafíos para el 2021.

El encuentro se realizó a través de la plataforma Zoom y contó con la presencia de la presidenta del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Dra. Ana Franchi, y del vicepresidente de Asuntos Científicos, Dr. Mario Pecheny. Asimismo, participaron autoridades de los  Centros Científicos Tecnológicos La Plata, Mar del Plata, CENPAT, Tucumán (NOA-SUR), CADIC, Bahía Blanca, Córdoba, Nordeste, Patagonia Norte y Patagonia Confluencia, Santa Fe,  y referentes regionales de la red institucional del OVLG.

En las palabras de apertura, Ana Franchi expresó: “Ha sido un año muy complicado y aún tenemos muchas deudas en estos temas. Creo que lo más importante es federalizar el Observatorio, por eso estamos trabajando para dotarlo de una estructura con representación en el interior del país”. Asimismo, agregó: “El movimiento de mujeres ha permitido que muchas personas se animaran a realizar denuncias de situaciones que padecían desde hacía muchos años. Hay que denunciar, pero no menos importante es crear ambientes de trabajo sanos, para evitar toda situación de violencia, y para que ir a trabajar sea una alegría y no un pesar”.

Por su parte, Mario Pecheny manifestó: “El Observatorio es una instancia multisectorial y de primera necesidad en el organismo. La idea es seguir avanzando en estos temas, tanto en la prevención como en la creación de Espacios de Atención en las provincias para que  las prácticas misóginas, homofóbicas, violentas y discriminatorias no tengan lugar. La institucionalización de mecanismos y el establecimiento de reglas claras para canalizar estos problemas es fundamental”.

Balance y desafíos

En virtud de avanzar hacia un CONICET libre de violencias y con perspectiva de género, durante  el evento se presentaron las “Pautas de Intervención y Abordaje en los Espacios de Atención de Violencia Laboral y de Género”, documento elaborado por la Comisión Interdisciplinaria del OVLG, en el cual se desarrollan y especifican los principios rectores, las situaciones susceptibles de ser abordadas, las modalidades de atención y los procedimientos a tener en cuenta en los Espacios de Atención, creados y a crear en CCTs de varias regiones del país para el abordaje integral de las violencias .

La tarea de explicar dicho avance  estuvo a cargo de la Lic. Liliana Sacco, integrante de la Comisión del OVLG y directora de Desarrollo y Gestión de Unidades Divisionales del Consejo. “Las instituciones de ciencia y tecnología no están exceptuadas de las formas de violencias que están arraigadas en nuestra sociedad. Estas violencias  tienen diferentes características, algunas son explícitas y otras más sutiles y son, entre muchas, el abuso de poder, las agresiones físicas y/o sexuales , el acoso laboral, psicológico y simbólico, distribuir de manera desigual y arbitraria los recursos, no facilitar la capacitación, segregar física y espacialmente a los y las trabajadores /as, obstaculizar la comunicación, impedir el acceso a insumos o a elementos de trabajo, excluir de manera arbitraria de la autoría de producciones científicas, difamar sobre cuestiones que hacen a la privacidad y el fuero íntimo de las personas para degradarlos o intimidarlos en sus espacios de trabajo”.

Sacco continuó: “Tenemos una batería de herramientas que procuran construir espacios de trabajo donde las personas vayan a trabajar confiadas de que van a ser respetadas, de que sus carreras profesionales no van a verse truncadas y de que, en el marco de la diversidad, va a haber espacio y lugar para todos y todas”.

En este sentido, enumeró los objetivos que se proponen desde el OVLG y detalló las herramientas que se han podido consolidar durante el 2020. Destacó, el Manual de Procedimiento para la creación de Espacios de Atención de la Violencia Laboral y de Género en dependencias del CONICET, las Pautas de Intervención y Abordaje en los Espacios de Atención, y la creación de diferentes soportes y canales comunicacionales (folletos, web, entre otros).

En línea con Sacco, expusieron sus principales problemáticas, sus maneras de abordarlas, sus logros y desafíos a la fecha, la Dra. Marisa Inés Censabella, en representación del CCT CONICET NORDESTE, y la Dra. Valeria Fernández Hasan, por el CCT CONICET Mendoza.

Hasta el momento, el CONICET cuenta con cinco  Espacios de Atención, con sede en los CCTs de Córdoba, Rosario, CENPAT, Nordeste y Mendoza,  a los que se sumarán prontamente La Plata y Mar del Plata. Estos espacios son claves para la promoción de relaciones laborales libres de violencias en todas las dependencias del CONICET.

Cabe destacar que las y los integrantes del OVLG vienen de participar de un encuentro amplio con el conjunto de referentes regionales del país que integran su red institucional en materia de atención de las violencias en el que se intercambió sobre las realidades regionales asociadas a la gestión integral de esta problemática y se informó sobre la aprobación del Directorio de la propuesta de creación de una “Coordinación de Políticas Género y Diversidades” dependiente de la Unidad Organizativa Presidencia (UOP) del Organismo.