05/04/2017
Fallece Alexei Abrikosov, padre de la superconductividad

El Premio Nobel del año 2003 Alexei Abrikosov falleció recientemente. Es uno de los más relevantes investigadores en el área de la Materia Condensada. Una de sus más impactantes predicciones teóricas, basadas en la formulación de Landau y Ginzburg, fue la predicción de la existencia de los denominados Superconductores Tipo II. Estos materiales permitieron la utilización de la superconductividad en múltiples aplicaciones, tales como los generadores de altos campos magnéticos de uso tanto en la industria como en la investigación, y son la base esencial para el desarrollo de transporte por trenes levitados.

Es interesante mencionar que la predicción teórica de Abrikosov de la existencia de la Superconductividad tipo II no fue, en un principio, aceptada por Landau y Abrikosov. Por eso mismo, mantuvo sin publicar su descubrimiento hasta que comprobó que resultados experimentales obtenidos en aquel tiempo solamente podían ser explicados por su inédita teoría. En 1991 Abrikosov se incorporó al Argonne National Laboratory donde permaneció en actividad hasta pocos años antes de su deceso.

Los materiales superconductores sirven para la generación de altos campos magnéticos, para el transporte de energía eléctrica sin disipación y la instrumentación en equipamiento médico. Se aplican hoy en grandes proyectos industriales, tales como  transporte ferroviario levitado, desarrollo de grandes campos magnéticos utilizados en el campo de la investigación y en la industria médica en particular.

Abrikosov se educó en Rusia, donde realizó la mayor parte de su fructífera carrera científica. Fue un distinguido alumno de uno de los físicos más respetados de la ciencia. L.  A Landau. Se alejó de su país natal e ingresó como investigador del Argonne National Laboratory en EEUU en 1991. Su conocimiento fue precursor temprano del desarrollo de otros conocimientos en el área de la física que han merecido profunda atención y desarrollo en épocas recientes.

Investigadores, tanto en el campo teórico como experimental, que interaccionan con los conocimientos expuestos por Abrikosov  están distribuidos en diversos laboratorios del país: Laboratorio de Bajas Temperaturas de la UBA, idem de Centro Atómico Bariloche, en la Universidad de la Plata. En estos lugares se desarrolla tanto física experimental como teórica en el área desarrollada por Abrikosov.