17/09/2014 | PROGRAMA VOCAR - PUERTO MADRYN
Visitas escolares en el Jardín Botánico del CENPAT
A través de recorridos guiados, alumnos de todos los niveles educativos pueden acercarse al Centro para conocer la flora nativa de la Patagonia.
Visita al Jardín Botánico de la Patagonia Extraandina. Foto: gentileza CENPAT.

Durante los meses de septiembre a noviembre, el Centro Nacional Patagónico del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CENPAT CONICET) ofrece la posibilidad a docentes y alumnos de conocer la flora autóctona de la Patagonia Extraandina, la región comprendida entre su cordillera y el mar, a través de un recorrido especialmente pensado para aprender, observar y disfrutar.

Estas visitas se enmarcan dentro del Programa de Promoción de Vocaciones Científicas (VocAr) del CONICET, el cual tiene como fin promover la democratización del conocimiento científico para generar igualdad de oportunidades en el acceso a la ciencia.

“Se busca que los chicos aprendan a valorizar y a reconocer la flora nativa y por eso trabajamos con las especies que lo rodean”, explica Verónica Duro, técnica principal en el CENPAT.

El Jardín Botánico de la Patagonia Extraandina es un espacio diseñado para la educación, información y divulgación de distintos aspectos relacionados con las plantas que crecen en la Patagonia; dentro de sus objetivos se plantea la revalorización y preservación de la riqueza florística regional.

En este espacio los alumnos pasean por un sendero de 400 metros para observar una gran diversidad de plantas nativas, y también por un sector especialmente preparado donde van a encontrar tanto especies autóctonas como introducidas que tienen algún interés científico o medicinal.

“Es importante conocer la flora de la región que tiene características propias. Crecen en un ambiente árido, donde las lluvias son escasas, los vientos son fuertes y las temperaturas en invierno son muy bajas”, cuenta Verónica Duro.

Visitas guiadas

El lugar ofrece un paseo que se compone de cinco paradas de reconocimiento de especies vegetales nativas en los distintos ambientes ecológicos: la meseta, las planicies costeras, las lomadas rocosas, los bajos salinos y otros representativos de la Patagonia. También se repasan distintos conceptos generales como la fotosíntesis, suelos desnudos, suelos semicubiertos, y la importancia de los diferentes ecosistemas, entre otros temas.

La curiosidad de los visitantes y su grado de conocimiento se pone en juego durante todo el recorrido. A modo informativo y para evacuar las dudas, la visita es guiada por los integrantes del Jardín Botánico; los juegos, las preguntas y las observaciones cumplen un importante rol a la hora de aprender.

Una parada que merece especial atención es el invernáculo. En él se realiza la propagación de las plantas mediante diferentes técnicas, es decir, se prioriza el crecimiento de algunas especies que difícilmente crecerían sin la ayuda de condiciones creadas por el hombre.

La encargada del Jardín, Verónica Duro, valoró la importancia que tiene esta salida escolar: “hay chicos que no conocen la costa, o niños que no conocen las especies nativas que tenemos alrededor, y lo que se busca es que aprendan a valorizar y a reconocer la flora nativa para que la respeten y aprecien el entorno natural”, aseguró.

La visita es totalmente gratuita y funcional a todos los niveles educativos. Previamente, se pautan los contenidos del recorrido para que éste se adecue al nivel curricular de cada grupo.

El Jardín Botánico de la Patagonia Extraandina se puede visitar de septiembre a noviembre de lunes a viernes de 9 a 12 hs y de 14 a 17 hs.

Para inscribirse enviar un mail a vocar@conicet.gov.ar.