CCT CONICET Rosario

Un Sistema de Riego solar fue el ganador de Concursol

Se trata de un certamen que convoca a estudiantes de escuelas secundarias de la zona para que proyecten y construyan artefactos de uso social cuya fuente de alimentación sea el sol.


Participantes del Concursol. Foto: CCT CONICET Rosario.
Participantes del Concursol. Foto: CCT CONICET Rosario.
Participantes del Concursol. Foto: CCT CONICET Rosario.

El certamen de energía solar que el Centro Científico Tecnológico (CCT) CONICET Rosario realizó por quinto año consecutivo llegó a su final, y el “Sistema de Riego por Goteo Automático y Solar” del Instituto Politécnico “Gral. San Martín” recibió el primer premio. Los resultados se conocieron en el acto de cierre de Concursol Rosario 2015, que se desarrolló en el Salón de Usos Múltiples del Instituto de Física Rosario (IFIR, CONICET-UNR).

Además de los participantes de Concursol, asistieron al acto el doctor Roberto Rivarola, director del CCT Rosario y del IFIR, y el jurado conformado por los doctores Miguel Ángel Lara y Rubén Piacentini, investigadores del CONICET, el magíster Jorge Alberto Vázquez, investigador del Centro de Estudios del Ambiente Humano de la Facultad de Arquitectura, Planeamiento y Diseño de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) y el ingeniero Marco Massacesi, docente de la Facultad de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura (UNR).

A partir de la exposición de los proyectos finalistas de Concursol que tuvo lugar el miércoles 21 de octubre en el predio del CONICET Rosario, el jurado -en base a los criterios fijados en el reglamento- se reunió, discutió y decidió finalmente cuales eran los grupos que merecían las distinciones, que se entregaron en el acto.

Premios con energía

El grupo ganador, del Instituto Politécnico “Gral. San Martín”, desarrolló un sistema de riego para hidratar suelos, automatizado y optimizado a partir de mecanismos electrónicos, y alimentado con un panel solar, que no desperdicia agua, aspecto que el jurado de Concursol destacó, y por lo que lo distinguió como excelente a nivel de eficiencia energética.

El segundo premio correspondió a “Secame que me gusta”, un dispositivo que fabricó un grupo de la Escuela Técnica Nº466 “Gral. Manuel Savio”. El trabajo consistió en un deshidratador de frutas, que posee varias bandejas que contienen los productos que se desean secar y que funciona por medio de la circulación de aire, para lo cual se añadió un extractor eólico en la parte superior del artefacto.

Durante el acto también se entregaron cuatro menciones especiales, todas con igualdad de jerarquía. En primer lugar, el grupo que fabricó el “Calefactor solar”, de la Escuela Técnica Nº477 “Combate de San Lorenzo”, de la ciudad de San Lorenzo, recibió una Mención especial al Diseño y la Aplicabilidad; lo siguió la Mención especial al Esfuerzo y la idea original, al grupo que construyó el “Súper móvil”, de la Escuela Nº434 “Gral. Las Heras”, de Rosario; luego fue el turno del equipo que diseñó “Girasol”, de la Escuela Nº3054 “Mater Dei”, de Villa Constitución que recibió la Mención especial a la Originalidad; por último, la Mención especial al Esfuerzo fue para los alumnos de la Escuela Nº8199 “Nuestra Señora de la Guardia”, de la ciudad de Rosario, que desarrollaron la “Mini-conservadora solar”.

En medio de aplausos y sonrisas, Concursol se despidió hasta el año que viene, y los invitó a vivir una nueva oportunidad de renovar la propuesta de sumar energías limpias, ideas creativas y trabajo en equipo.

Sobre Concursol

Concursol es un certamen organizado por el CCT CONICET Rosario que desde el año 2011 convoca a estudiantes de escuelas secundarias de Rosario y la zona a que imaginen, proyecten y construyan, artefactos de uso social cuya fuente de alimentación sea el sol.

La idea inicial surgió en el CONICET Santa Fe, y debido a las excelentes repercusiones logradas, se decidió realizarlo en Rosario.

Concursol tiene como principales objetivos estimular la toma de conciencia en los jóvenes sobre el cuidado de los recursos naturales, el beneficio de utilizar las energías limpias, incentivar la exploración e investigación grupal y acercar al CONICET y las escuelas.

El concurso se desarrolla en etapas: comienza con un ciclo de charlas a cargo de especialistas en energías limpias, le sigue la inscripción formal de los grupos, y luego la presentación de proyectos donde se detalla la idea del artefacto que quieren crear. En el caso de ser aprobados por el jurado, los grupos reciben financiamiento por parte del CONICET Rosario para la construcción.

Este año se anotaron 26 grupos, se presentaron 15 proyectos, 10 de los cuales fueron seleccionados y se mostraron el martes 20 de octubre, a las 12:00 en el Predio del CONICET Rosario (Ocampo y Esmeralda).

El certamen se completa con una segunda evaluación del jurado, esta vez de los artefactos terminados, que se realiza en la muestra al aire libre, y a partir de las observaciones realizadas, las conversaciones con los grupos, y las conclusiones arribadas en esa instancia, se definen los ganadores.