PROGRAMA NACIONAL DE CIENCIA Y JUSTICIA - NOTICIAS

Un investigador del CONICET participó en la Feria del Libro de Buenos Aires con una charla sobre evidencia judicial y narrativa

La misma se dio dentro del ciclo de charlas propuestas por el Programa VocAr.


Charla "Videos, evidencia judicial y narrativa".

El Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) estuvo presente en la edición 46 de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. A través del Programa de Promoción de Vocaciones Científicas (VocAr), ofreció múltiples actividades interactivas e informativas en el Espacio Zona Explora con el objetivo de fomentar la participación y acercar a jóvenes e infancias a la ciencia. Durante seis días, se dictaron 10 talleres y 5 charlas donde estuvieron presentes más de 30 científicos y científicas del Consejo.

En ese marco, el Programa Nacional de Ciencia y Justicia del CONICET fue invitado por VocAr a participar del espacio el pasado sábado 30 de abril. Dado el objetivo de Ciencia y Justicia de fortalecer los lazos entre la comunidad científica del CONICET y los poderes judiciales, Ministerios Públicos (Fiscal y de la Defensa) y defensores de todo el país para acercar las ciencias a la sociedad; en la ocasión, Willy Pregliasco -miembro del Consejo Asesor del Programa e investigador del CONICET en la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) – invitó a los/as presentes a reflexionar sobre lo que vivimos, lo que queda registrado y lo que contamos.

Videos, evidencia judicial y narrativa

Este fue el nombre que el investigador eligió para su charla.“La realidad está atravesada de múltiples narrativas y hay que hilar las que son relevantes en cada contexto. Repasaremos distintos hechos de represión en la Argentina, con imágenes e historias” introdujo e invitó así al público presente a que se acerque a esta forma de hacer ciencia.

A partir del soporte audiovisual, Willy Pregliasco hizo un recorrido dinámico acerca de cómo se convirtió en físico forense y qué implica serlo. El punto de partida fue que la carrera de un investigador/a en física puede realizar aportes a la justicia, específicamente, en aquellos casos en los que las Fuerzas de Seguridad -área desde el que se realizan las pericias- no pueden actuar por encontrarse involucradas.

Lo anterior devino en que el físico y su equipo sea convocado para diferentes casos de represión institucional lo que llevó a convertir una práctica profesional en especialidad. Como tal, Pregliasco ha sido convocado no sólo para casos nacionales sino también -dado el convenio entre el CONICET y el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF)- para causas regionales vinculadas a violación de Derechos Humanos.

Tras estos pasos introductorios, invitó a los/as presentes a pensar que el registro de un hecho a través de una foto o video no constituye per sé una evidencia judicial, para ello lo que se requiere es una lectura técnica del material, contextualización e interpretación. Esa tarea es la que realiza el/la físico/a forense junto a la fiscalía como parte de un trabajo interdisciplinario con el objetivo de construir un lenguaje preciso y, a la vez, útil para el foro judicial.

“Cuando veo una evidencia, tengo que poder procesar sus capas, ubicarla en tiempo y espacio, visualizar lo que pasa en distintos lados y finalmente describir, reconstruir, contar y organizar el material. La pericia tiene que estar en el papel y debe ser argumentada para un juicio”, explicó. A su vez, destacó que una de las labores más intensas es la de ser consciente del lenguaje que utiliza para que sea compartido por las partes en disputa.

Finalmente, cerró su charla en el contexto de la Feria del Libro mencionando que, si bien el/la físico/a forense construye la narrativa para la justicia, también es para la memoria colectiva dado que parte de la reparación de una sociedad tiene que ver con el poder contarlo. “Lo que nos contamos de nosotros mismos constituye nuestra identidad, esa construcción de narrativa hace que nos constituyamos bajo una identidad social, que funcionemos como grupo y que tengamos una historia en común. Es un relato, sin eso no existimos”, concluyó.

Luego del evento, al ser consultado sobre su percepciones de la charla, resaltó la presencia e interés del público, principalmente de adolescentes.

Volver a Ciencia y Justicia