VINCULACIÓN TECNOLÓGICA

Transferencia tecnológica: la importancia de proteger la ciencia para emprender nuevos desafíos

En el workshop organizado por la Dirección de Vinculación Tecnológica se habló de la propiedad intelectual y cómo fomentar el vínculo entre empresas y científicos.


Mariana Berenstein, Coordinadora General de Vinculación Tecnológica. Foto: CONICET Fotografía.

Las jornadas de capacitación, que se llevaron a cabo del 17 al 20 de septiembre en el Instituto Leloir, tuvieron como objetivo principal mostrar los mecanismos y los procesos de trasferencia tecnológica en distintas instituciones y la importancia de formar científicos emprendedores en esta materia.

La apertura estuvo a cargo de Mariana Berenstein, Coordinadora General de la Dirección de Vinculación Tecnológica, quién dio la bienvenida a los presentes y manifestó su interés en “capacitar al sistema en materia de transferencia tecnológica, ya que el éxito en dicha actividad no se basa solamente en tener agentes profesionalizados sino que se requiere que todos los actores que forman parte del proceso dispongan del conocimiento e informacion necesarios para llevarlo a cabo”.

Los oradores fueron Steven Ferguson, Director Adjunto y Profesional Senior de Licenciamiento de la Oficina de Transferencia de Tecnología de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos, y Luis Salicrup, del Centro para la Salud Global en el Instituto Nacional del Cáncer (NCI) del NIH.

¿Por qué es tan importante la comercialización de tecnologías? ¿Cómo es posible llevar una invención científica al mercado? ¿Qué es una licencia y para qué sirve? fueron algunos de los interrogantes que se plantearon en la primera instancia de la exposición.

Según Ferguson “es sumamente importante que las investigaciones que se realizan en el laboratorio puedan llegar a tener expectativas relacionadas con una aplicación futura” a lo que agregó que es necesario “generar un mayor crecimiento de científicos emprendedores y que emerjan más compañías fundadas entre empresarios e investigadores”.

Durante las charlas, los oradores hablaron sobre las posibilidades internacionales para concretar que una invención pueda ser licenciada por una empresa, y los mecanismos de negociación que normalmente se llevan a cabo entre ambas partes.

En lo relativo a nuevas empresas de base tecnológica (start-ups), Ferguson explicó “para empezar es necesario poder tener bien claro un plan de negocios en el cual se tengan en cuenta acciones estratégicas, y hacer un sumario exhaustivo de lo que se quiere vender para realizar una presentación que sea clara para los posibles inversores”.

Durante las jornadas los disertantes dijeron que es imprescindible apoyar a todos aquellos que quieran crear una empresa de base científica desde el ámbito de la investigación al mundo empresarial. Para Ferguson, hay que “velar por los intereses y aspiraciones de investigadores, estudiantes o profesionales embarcados en el reto de emprender su propio proyecto empresarial y apostar por un modelo de desarrollo económico y social sustentado en el conocimiento, la innovación y la transferencia de conocimiento a la sociedad”.

Al respecto Berenstein dijo que “el CONICET, como principal organismo de promoción de la Ciencia y Tecnología del país, toma también el compromiso de formar y capacitar en esta temática a los actores de quienes va a depender el éxito de algo tan importante como lo es la transferencia tecnológica”.

Finalmente se realizó un taller de simulación de licenciamientos donde los presentes emularon el proceso de intercambio que comúnmente se efectúa entre las instituciones de investigación científica y las empresas. Como concluyó Salicrup “hay que generar vínculos mas fuertes entre los resultados de las investigaciones y el sector industrial ya que si no hay licenciamiento no hay comercialización efectiva de la tecnología”.

De las jornadas participaron investigadores, profesionales y becarios del CONICET, así como miembros de empresas, universidades y estudiantes, entre otros.
Durante los cuatro días se tocaron temas como la importancia de la comercialización de la tecnología, fundamentos de la propiedad intelectual y el impacto de tecnologías innovadoras en diferentes áreas, como salud.