23/05/2014 | PROGRAMA CIT
Se inauguró el Centro de Investigaciones y Transferencias del Noroeste de Buenos Aires
El Centro dependiente del CONICET y la Universidad Nacional del Noroeste de la provincia de Buenos Aires (UNNOBA), tiene un nuevo espacio para desarrollar investigaciones de impacto regional.
Dr. Roberto Salvarezza, Guillermo Tamarit y Eduardo Kruse. Foto: CONICET Fotografía.

Con la presencia del presidente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Dr. Roberto Salvarezza, el director del Centro de Investigaciones y Transferencias del Noroeste de la provincia de Buenos Aires (CITNOBA), Eduardo Kruse y el rector de la UNNOBA, Guillermo Tamarit, se realizó el acto de inauguración del CIT-NOBA. El mismo contará con dos sedes, una en Junín y otra en Pergamino.

Durante el acto, realizado en la ciudad de Junín en el Salón de la Democracia Argentina de la UNNOBA, el Dr. Salvarezza destacó que “cuando gestionamos la creación de un centro, profundizamos la cooperación con la universidad que es uno de los ejes fundamentales”. El CONICET tiene 8000 investigadores de los cuales 6000 son docentes universitarios. Pensar el CONICET sin la universidad no tiene sustento”.

“El segundo eje es la federalización, es necesario descentralizar los recursos del Consejo y lograr una mejor distribución de los mismos en el país. El tercer eje es la transferencia del conocimiento y el impacto regional. La universidad es la que define los temas de interés de la región. Así, podremos llegar a contribuir en la construcción de un país donde el conocimiento sea un eje central en el desarrollo”, sostuvo.

Por su parte, Tamarit expresó que “el nuevo centro genera una gran expectativa y una posibilidad cierta de desarrollar los recursos humanos que la UNNOBA demanda y demandará. Hemos construido esta universidad con docentes e investigadores de otras universidades. Esta etapa es la de formar nuestros propios investigadores, tecnólogos y docentes, y este centro es fundamental para un futuro con certezas para la región”.

Finalmente, Kruse enfatizó en la importancia de realizar investigación y transferencia de conocimiento en la propia región y en la radicación de investigadores. “Hay muchos investigadores que son nativos, que conocen las problemáticas de la zona y se formaron en otros institutos, lejanos a su lugar de origen, y tienen interés en retornar y aplicar esos conocimientos. Esto favorece el desarrollo de este tipo de centros de investigación”, expresó.

Las temáticas de investigación y transferencia del Centro se focalizan en dos áreas: la primera de Planificación y política territorial que comprende: desarrollo regional socioeconómico; planificación y gestión de políticas públicas; cadenas productivas; aspectos socioculturales del entorno productivo; y sostenibilidad ambiental.

La segunda área es la de Agregado de Valor en Origen que abarca: producción agropecuaria, agroalimentaria y agroindustrial; biotecnología y mejoramiento genético; recursos naturales y ambientales , y energías alternativas.

El centro tiene como objetivos la realización de investigaciones científicas y tecnológicas, la formación de recursos humanos y el desarrollo de actividades de transferencia de resultados en el medio socio-productivo, contemplando problemas de desarrollo local en las temáticas establecidas.

Estuvieron presentes, el vicepresidente de Asuntos Tecnológicos del CONICET, Ing. Santiago Sacerdote, la vicerrectora de la UNNOBA, Danya Tavela, y el Secretario de Investigación, Desarrollo y Transferencia de la misma institución, Jerónimo Ainchil.