CEVE   05368
CENTRO EXPERIMENTAL DE LA VIVIENDA ECONOMICA
Unidad Ejecutora - UE
congresos y reuniones científicas
Título:
VIVIENDA AUTOPROMOVIDA ASISTIDA,PROGRAMA DE MICROCREDITOS DE AVE CEVE
Autor/es:
AURELIO FERRERO; MARIA CRISTINA BOSIO; CRISTINA MONTIEL; ENRIQUE ORTECHO,; GUSTAVO DUARTE; LUCIO SCARDINO
Lugar:
BOGOTA
Reunión:
Congreso; MEJORAMIENTO BARRIAL COMO RESPUESTA A UNA CIUDAD DE TODOS; 2012
Institución organizadora:
UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA
Resumen:
Las viviendas populares han crecido principalmente en forma espontánea en todo el mundo, y en todos los tiempos. Pero, es en los vastos suburbios de los conglomerados urbanos de los países llamados periféricos, donde aún hoy, grandes sectores de población actualizan, día a día, la ancestral capacidad de autogeneración de soluciones habitacionales proveyéndose sus cobijos.en">En América Latina, por ejemplo, entre el 50 y el 75% de las viviendas y muchos de los componentes del hábitat son auto-producidos por sus habitantes por el que los sistemas vivos tienen una capacidad de auto-producirse y auto-organizarse -al igual de lo que ocurre en los sistemas sociales, según el sociólogo Niklas Luhmann y otros- se pueden explicar las estrategias que, en el campo del hábitat urbano y rural, implementan los sectores de bajos recursos para auto-proveerse la vivienda y el hábitat. Este fenómeno se desarrolla en forma progresiva, informal y natural, generalmente sin acceso a mecanismos de crédito y sin el apoyo de políticas públicas específicas. Es esta capacidad de producir que tiene distintas expresiones en sus resultados. Así, las ciudades latinoamericanas se transforman en urdimbres variadas y complejas en las cuales conviven territorios formales y planificados, con espacios urbanos informales y espontáneos. Se trata de zonas de la ciudad en las cuales las viviendas se construyen de manera progresiva con la tenacidad de los esfuerzos continuos de sus pobladores. AVE (Asociación de Vivienda Económica, entidad civil sin fines de lucro y su Centro de Investigación y Desarrollo sostenido en conjunto con CONICET, Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas) cuentan con un programa de financiamiento y asistencia técnica para la construcción y mejoramiento de viviendas: el Fondo Rotatorio para Mejora Habitacional e Inicio de Vivienda Mínima, que han financiado ampliaciones y refacciones de viviendas en la ciudad de Córdoba y Gran Córdoba. Se trata de obras de bajo costo, que permiten a los sectores sin acceso al crédito construir, ampliar y mejorar sus viviendas de manera progresiva. Hasta la fecha, se han otorgado unos 2000 créditos, a unas 1600 familias aproximadamente. Si bien, este servicio que se presta a quien realmente lo necesita impacta en el mejoramiento de sus condiciones habitacionales, se reconoce que el servicio no alcanza el grado deintegralidad deseado, en lo que respecta a la asistencia técnica. El principal condicionante se relaciona con la imposibilidad de poder solventar los costos que implica el asesoramiento técnico a las familias para la realización de las mejoras.>El déficit habitacional es actualmente una preocupación en la mayoría de los países del mundo. El último Censo Nacional de Población y Vivienda de Argentina (2010), señala que las mayores carencias se encuentran en viviendas recuperables. Interpretaciones de fuentes privadas consignan que la necesidad de mejoramientos alcanza al 77% del déficit.En cualquiera de los casos, esta información refuerza el concepto de que una política habitacional para los sectores de recursos bajos y medios bajos no debe centrarse en atender a la oferta productiva?construcción de viviendas nuevas, conjuntos concentrados, obras masivas-, sino en atender a la demanda de estos sectores. Para ello debe identificarse a esa demanda con precisión, tanto en el qué necesidades particulares, como en el cómo atenderlas adecuadamente.Se considera que trabajando en esa dirección, las características técnicas, financieras y operativas de los programas que se implementen pueden traducirse en respuestas efectivas y eficientes al problema. En este sentido se viene trabajando hace años en esta experiencia de microcrédito asistido, con un éxito verificado a través de varios indicadores calidad de lo construido y disminución del hacinamiento- que resultan de la operación de un circuito de inversión y recupero que se basa en el establecimiento de relaciones de empatía y de cooperación con las familias usuarias del sistema. El resultado del Programa es alentador y es replicable -considerando las adaptaciones necesarias a cada situación-, multiplicando servicios cuyas características y envergadura permitan alcanzar una mayor escala sin renunciar al valor de las relaciones personales, siembra modesta pero constante que contribuye al fortalecimiento del tejido social de la región.
rds']