CEVE   05368
CENTRO EXPERIMENTAL DE LA VIVIENDA ECONOMICA
Unidad Ejecutora - UE
congresos y reuniones científicas
Título:
Exposición de Beca de trabajo CONICET - "Aportes conceptuales para la evaluación sustentable de materiales constructivos".
Autor/es:
LERDA, M. JOSEFINA
Lugar:
Córdoba
Reunión:
Otro; Maestría. Módulo: "hábitat, tecnología e innovación"; 2012
Institución organizadora:
Universidad Católica de Córdoba
Resumen:
En los últimos años, la sociedad ha ido experimentando un conjunto acelerado de cambios y alteraciones, involucrando a la arquitectura en una serie de transformaciones tecnológicas y en los modos de producción de la sociedad en su conjunto (F. Diez, 2008). El orden social y económico ha generado enormes problemas económicos y financieros, y a su vez, un grave deterioro medioambiental, generando de forma conjunta desequilibrios sociales. El creciente impacto que el sector de la construcción genera sobre el ambiente es uno de los temas que involucra actualmente a la arquitectura, convirtiéndose en cuestiones prioritarias de resolver, bajo el concepto de construcción sustentable, cuya preocupación es posibilitar que las generaciones futuras no se vean perjudicadas por el consumo de recursos naturales que genera la actividad constructora del hábitat actual. Acciones como extracción de materias primas (piedra, arena, madera, metales, suelo fértil), en algunos casos recursos no renovables, emisión de gases contaminantes derivados de la construcción, agotamiento de recursos no renovables como energía y agua debido a su gran consumo, emisiones de gases de efecto invernadero (GEIs), entre otras, revelan problemáticas en el sector de la construcción, convirtiéndose en una de las actividades de mayor impacto ambiental del planeta, ya que se abastece, a nivel mundial, del 50% de nuestros recursos finitos (Edwards, 2004). Se puede decir entonces, que la arquitectura se ha servido del entorno natural como un proveedor de materias primas, con las cuales manifestar y consolidar la actividad creativa humana. A nivel mundial, y con datos más precisos, la actividad arquitectónica es responsable, de forma directa del 50% de vertidos de residuo y emisiones en todo el mundo (de Garrido, L., 2009), al igual que el 42% de la energía. Particularmente, en Argentina, el 40% de los recursos energéticos se utilizan para satisfacer la demanda de edificios, la emisión de gases de efecto invernadero (GEIs) es de un 45%, el consumo de agua alcanza el 20%, solo para dicha actividad constructiva, la cual es generadora aproximadamente del 45% de los residuos sólidos, considerando también que la materia prima, para la obtención de los materiales constructivos, proviene de recursos naturales no renovables, como ya se ha mencionado.
rds']