TECNÓPOLIS 2012

Los secretos de la chanchita y su comportamiento

Un biólogo del CONICET contó a los visitantes acerca de un particular pez y repasó con ellos los ecosistemas característicos de nuestra región


Chichlasoma dimerus, una especie de pez autóctona que vive en las cuencas de los ríos Paraná y de La Plata

De frente a una catarata de agua artificial que recrea el paisaje selvático de la Mesopotamia argentina, Martín Ramallo, biólogo y becario doctoral del CONICET, contó la historia de la chanchita, nombre con que se conoce al Chichlasoma dimerus, una especie de pez autóctona que vive en las cuencas de los ríos Paraná y de La Plata.

Atento a la información sobre este animal acuático caracterizado por su agresividad, el público visitante del espacio Biodiversidad del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva en Tecnópolis escuchó a este joven científico que le dio la bienvenida en el más húmedo de los ambientes recorridos. Antes, habían atravesado el frío antártico, la oscuridad boscosa, y el calor desértico.

“En el laboratorio, me dedico a estudiar la relación entre hormonas y comportamiento en esta especie de pez, que lo que tiene de interesante es que se rige por una fuerte jerarquía social”, señaló Ramallo, y explicó que existe una pareja dominante que se apropia de un territorio y lo defiende con furia. Tanto que sus miembros suelen protagonizar salvajes peleas en la que se prenden de la boca de otro individuo, “y no precisamente para darle un beso”, bromeó.

Además, la pareja jefa es la única del grupo con el que convive que se reproduce. “Esta escala se ve reflejada a nivel hormonal, ya que los individuos subordinados tienen niveles altos de cortisol, que es la hormona del estrés, mientras que los líderes tienen menos”, detalló el biólogo.

Ramallo, que trabaja en el Laboratorio de Neuroendocrinología y Comportamiento de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, también agasajó a los cientos de personas que pasearon por el espacio, con datos generales sobre la flora y fauna de los ricos ecosistemas que conviven en nuestro territorio.

“La biodiversidad del país es muy variada: alrededor del 75% es desierto, pero también hay selvas, bosques y esteros. Es importante estudiar todas las ecorregiones para conocer las particularidades de cada una y abordarlas de la manera más apropiada”, especificó Ramallo, al tiempo que confesó que encontró “muy divertida” su participación en el evento “porque se da una interacción con la gente que uno normalmente no tiene cuando está encerrado en el laboratorio”.

En esta nueva edición de Tecnópolis 2012, organizada por la Unidad Ejecutora Bicentenario de la Secretaría General de la Presidencia de la Nación, el CONICET acompaña institucionalmente con sus investigadores al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva en sus 13 espacios temáticos con propuestas y atracciones para disfrutar, explorar y aprender.

La mega muestra de ciencia, tecnología y arte está situada en un predio de más de 50 hectáreas en la localidad de Villa Martelli, provincia de Buenos Aires. Se encuentra abierta de martes a domingos, hasta finalizar octubre, de 12 a 20 hs. con entrada libre y gratuita.

Dirección de Relaciones Institucionales