PROGRAMA VOCAR

Eureka, la actividad educativa del CENPAT de Puerto Madryn llegó a Tecnópolis

Tres especialistas dialogaron con estudiantes de cuatro escuelas primarias de la Ciudad de Buenos Aires.


Natalia Pessacg, Ana Liberoff y Raúl González Dubox durante la actividad. Foto: CONICET Fotografía.
Natalia Pessacg, Ana Liberoff y Raúl González Dubox durante la actividad. Foto: CONICET Fotografía.
Natalia Pessacg, Ana Liberoff y Raúl González Dubox durante la actividad. Foto: CONICET Fotografía.
Natalia Pessacg, Ana Liberoff y Raúl González Dubox durante la actividad. Foto: CONICET Fotografía.
Natalia Pessacg, Ana Liberoff y Raúl González Dubox durante la actividad. Foto: CONICET Fotografía.

¿Qué las incentivó a estudiar lo que estudian? ¿Cuál es su meta? ¿Las tratan bien en su trabajo? ¿Qué es un rayo? ¿Qué fue lo que te dio más miedo? ¿Cuál fue el mejor y el peor momento de tu carrera? Eureka es una propuesta de periodismo científico que culmina con una conferencia de prensa en la que los y las estudiantes tienen la posibilidad de preguntar lo que quieran. En este caso, las y el entrevistado eran la doctora en Ciencias de la Atmósfera Natalia Pessacg, la bióloga Ana Liberoff y el arqueólogo Raúl González Dubox y las y los periodistas eran los chicos y las chicas de 4to a 7mo grado de las escuelas 6 Distrito Escolar 10 del barrio porteño de Saavedra; la escuela Bayard del barrio de Palermo; la escuela 26 Distrito Escolar 15 del barrio de Villa Ortuzar y la 18 Distrito Escolar 21 de Villa Lugano, que, curiosos y curiosas no dejaron de preguntar.

La actividad comenzó con la visita del equipo de comunicación del CONICET CENPAT y del Programa VocAr a las escuelas para contarles a los y las estudiantes a quiénes iban a entrevistar y para compartir algunas técnicas periodísticas para poder hacer preguntas. Además, la propuesta propone trabajar sobre los estereotipos culturales que muchas veces recaen sobre quienes hacen ciencia ¿Todos los científicos y científicas llevan batas blancas? ¿Usan anteojos? ¿Las investigadoras tienen el pelo recogido? ¿Siempre trabajan en un laboratorio? Luego, cada estudiante dibuja a los y las investigadoras tal cual se las imaginan. Finalmente, llega el gran día. Los chicos y las chicas viajan a Tecnópolis, la mega-feria de Ciencia y Tecnología. Y es ahí, entre dinosaurios, simuladores espaciales, música y arte que en el espacio del CONICET  realizan la conferencia de prensa.

“Eureka es de las actividades más lindas de comunicación que hice porque te llenan de preguntas. Preguntas curiosas, preguntas pensadas e improvisadas; preguntas inocentes y preguntas con trasfondo de lo que pasa en las casas y escuelas. Preguntas que nos hacen repensarnos. Preguntas simples que nos llevan al inicio, al comienzo de nuestras carreras e investigaciones. Eureka es frenar y volver unos pasitos atrás para recordar y poner en palabras simples porqué nos gusta tanto hacer ciencia”, describe Natalia.

Al culminar la conferencia, las y los estudiantes compartieron con Natalia, Ana y Raúl los dibujos que habían realizado en la jornada anterior y les pidieron las direcciones de correo electrónico para enviarles más preguntas.

“Hay algo en ese vínculo personal. En relacionarse, ver cómo se mueven, cómo hablan, cómo gesticulan. A veces pensamos que como estamos en la era digital los pibes y las pibas no prestan atención. Por eso me sorprendió que las y los chicos estén tan interesados en hablar con una bióloga, una meteoróloga y un arqueólogo. Me pareció fantástico. Eureka es una buenísima aproximación para promover vocaciones científicas”, reflexionó Ana.

Natalia Pessacg es Doctora en Ciencias de la Atmósfera y los Océanos en el Instituto Patagónico para el Estudio de los Ecosistemas Continentales (IPEEC CONICET).
Ana Liberoff es Doctora en Ciencias Biológicas en el Instituto Patagónico para el Estudio de los Ecosistemas Continentales (IPEEC CONICET).
Raúl González Dubox es arqueólogo en el Instituto de Diversidad y Evolución Austral (IDEAus CONICET).
Todas Unidades Ejecutoras del Centro Científico Tecnológico CONICET CENPAT.

Por Alejandro Cannizzaro – CONICET CENPAT

Volver a VocAr