PROGRAMA VOCAR

El trabajo de los paleontólogos: campo y laboratorio

Un grupo de investigadores del Museo Argentino de Ciencias Naturales dictaron un taller para 50 alumnos de 7mo grado.


Actividad de paleontología para chicos. Foto: CONICET Fotografía.

Motivados por dar a conocer qué es la paleontología y cuál es el trabajo diario del paleontólogo tanto en el terreno como en el laboratorio, investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), que realizan su labor en el Museo Argentino de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia” (MACN), dictaron un taller participativo en una escuela primaria del barrio porteño de Boedo.

Un total de 50 alumnos de séptimo grado de la Escuela Nro 26 “República de Colombia”, los cuales habían trabajado previamente en sus aulas con un cuestionario relacionado con la paleontología, participaron de la jornada con nuevas preguntas e interactuaron con los investigadores.

Al principio de la charla, los científicos explicaron que esta ciencia es el estudio de los seres vivos del pasado, quienes pueden ser indagados a partir de dos tipos de evidencias: directas, por ejemplo fósiles de invertebrados, plantas fosilizadas y microorganismo; e indirectas, como nidos, huellas, huevos y trazos.

En relación a las campañas paleontológicas, la doctora Bárbara Cariglino sostuvo: “salimos al campo con un montón de estudio y conocimiento previos”, y detalló las herramientas que utilizan, así como las diferentes fases que involucra toda investigación. Desde el recorrido por el terreno hasta las tareas de extracción, transporte y de laboratorio, explicó que “es un trabajo que toma mucha dedicación y delicadeza”.

También expresó que si bien publican los resultados en revistas especializadas y los presentan en congresos, “venir acá y hacer divulgación científica también es parte de nuestra tarea”.

Los alumnos se sorprendieron mucho al escuchar que en los museos no hay fósiles originales sino copias. Al respecto, los investigadores les explicaron que son piezas únicas e irrepetibles y que las colecciones, por cuestiones de seguridad, no pueden ser accesibles a todo público.

Para cerrar la actividad, los alumnos jugaron a ser paleontólogos: los investigadores invitaron a los chicos a observar y tocar calcos de fósiles para luego hipotetizar acerca de qué animal se trataba.

Participaron del taller las investigadoras del CONICET Alicia Álvarez, Carolina Panti, Bárbara Cariglino y Laura Cruz; el becario doctoral Sebastián Echarri y la técnica Stella Maris Alvarez.

La actividad forma parte del Programa de Promoción de Vocaciones Científicas (VocAr) del Consejo, y tiene como fin despertar la vocación científica y el entusiasmo de los jóvenes por la ciencia.