NOTICIAS INSTITUCIONALES

El director del CADIC recibirá una distinción del gobierno de Francia

Gustavo Ferreyra recibirá el título de Caballero de la Orden de las Palmas Académicas por su trayectoria científica de cooperación con dicho país.


Gustavo Ferreyra. Foto: Jeremías Di Pietro- CADIC

El investigador principal del CONICET y director del Centro Austral de Investigaciones (CADIC-CONICET), Gustavo Ferreyra, obtendrá el título honorífico de Caballero de la Orden de las Palmas Académicas por los trabajos de cooperación que realiza y promueve con científicos franceses. Dicha mención responde también al rol que desempeña como vínculo con autoridades gubernamentales locales y de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego. La importancia diplomática de las tareas que realiza en este sentido quedó plasmada en 2019 con las visitas del embajador de Francia Pierre Henri Guignard, y de la Embajadora de los Polos, Ségolène Royal.

Además se reconoce, a través de esta mención, la importancia de su contribución en la difusión de la cultura y la ciencia francesa a partir de diferentes iniciativas. Entre ellas se destacan las sucesivas ediciones de las “Noches del fin del Mundo” en el marco de las cuales se realizan diversas actividades de divulgación en las instalaciones del CADIC, con participación de investigadores de ambos países.

Gustavo Ferreyra basa sus actuales lazos con Francia en una extensa trayectoria de cooperación ya que, perteneciendo al Instituto Antártico Argentino, se desempeñó como investigador asociado al Laboratorio de Biogeoquímica y Química Marinas de la Universidad Pierre y Marie Curie (París). Allí obtuvo en 2002 un Puesto Rojo del Centro Nacional de Investigaciones Científicas de Francia (CNRS) y fue uno de los investigadores que lideraron el proyecto Argentino-Francés denominado Programme de cooperation entre la France et l’ARGentine pour l’étude de l’océan Atlantique Austral (ARGAU; entre 2000 – 2005).

El título honorífico Chevalier dans l´Ordre des Palmes Académiques (Caballero de la Orden de las Palmas Académicas) es uno de los máximos reconocimientos que otorga el gobierno de ese país a través del Ministerio de Educación Nacional y de la Juventud. Creado en 1808, durante el gobierno de Napoleón I, para distinguir a los miembros más destacados de la Universidad de París; se otorga desde 1955 a diferentes personalidades francesas o extranjeras de diversas instituciones por sus méritos en los campos de la educación y la cultura.