15/03/2013 | COOPERACIÓN INTERNACIONAL
El CONICET firma acuerdo con Japón sobre mediciones atmosféricas en Sudamérica
Se trata de un proyecto para desarrollar un sistema de gestión de riesgos ambientales atmosféricos para Sudamérica, que también integra Chile
Roberto Salvarezza, presidente del CONICET, junto a el representante residente de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA), Hiroyuki Takeda - Foto CONICET

El presidente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Roberto Salvarezza, y el representante residente de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA), Hiroyuki Takeda, firmaron un acuerdo bajo la modalidad de Asociación en Investigación en Ciencia y Tecnología para el Desarrollo Sustentable (SATREPS por sus siglas en inglés).

El denominado “Proyecto de Desarrollo del Sistema de Gestión de Riesgos Medioambientales Atmosféricos en Sudamérica” tiene una duración de cinco años y es el primero en la Argentina bajo la modalidad SATREPS y tiene la particularidad de ser trilateral con la participación de Chile.

A través de la ejecución del mismo se espera contar con una red de monitoreo de aerosoles con ocho estaciones que podrán determinar las principales propiedades de los aerosoles; es decir, fuente de emisión, tipo, transporte y variación temporal.

Asimismo, específica que la red reforzará los sistemas existentes de observación de ozono y radiación ultravioleta (UV), permitirá el análisis de las variaciones del agujero de ozono y el desarrollo de un sistema integrado de análisis de riesgos ambientales atmosféricos, así como un sistema para compartir los datos analizados entre las instituciones relacionadas. Entre otros aspectos, tendrá la posibilidad de monitorear la presencia de cenizas volcánicas en la atmósfera en caso de posibles erupciones en distintas regiones del país.

Este nuevo proyecto es la continuación y ampliación en escala del denominado “Fortalecimiento de la capacidad de medición de la capa de ozono y la radiación UV en la Patagonia Austral Chileno-Argentina”, el cual se implementó desde el año 2007 hasta octubre del 2012 en el observatorio atmosférico del CEILAP (Centro de Investigaciones en Láseres y Aplicaciones de CONICET – CITEDEF) en Río gallegos. Tuvo entre sus objetivos las mediciones de ozono y radiación UV mediante la utilización de tecnología LIDAR.

Por su parte, además de incorporar nuevos parámetros atmosféricos como los aerosoles, el proyecto estipula ampliar los puntos de medición sumando a los observatorios existentes en Río Gallegos, Bariloche y Villa Martelli, los observatorios de Comodoro Rivadavia, Trelew, Ezeiza, Córdoba y, además, uno que estará en el norte de la Argentina.

Lo integran, además del CONICET, el Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas para la Defensa (CITEDEF), el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA, por sus siglas en inglés) y a la Universidad de Magallanes de Chile.