29/11/2012 | CONICET Santa Fe
El ConcurSOL 2012 ya tiene sus ganadores
Se realizó el acto de entrega de premios y distinciones de la cuarta edición del concurso que invita a estudiantes secundarios a crear artefactos solares
Acto de entrega de premios y distinciones de la cuarta edición de ConcurSOL

La consigna es armar un artefacto que se alimente de energía solar. Así, el concurso promueve la toma de conciencia y el aprovechamiento de las energías alternativas entre alumnos de establecimientos educativos de nivel medio y en esta ocasión, ha convocado a más de 300 escuelas medias, técnicas y nocturnas, tanto públicas como privadas.

El primer premio fue compartido por los Alumnos de 6° Año B de la carrera de Producción de Bienes y Servicios, Modalidad Electromecánica, Escuela Hernandarias de Saavedra Nro. 458 por su “Máquina para elaboración de leche en polvo”, y los alumnos de la Escuela Industrial Superior, anexa a la Facultad de Ingeniería Química de la Universidad Nacional del Litoral, cuyo proyecto fue “Refrigeración mediante energía solar”.

En el caso de las menciones, fueron galardonadas la Escuela Provincial de Artes Visuales Prof. Juan Mantovani por el proyecto “Ecolubidulia: Objeto escultórico lumínico interactivo”, y la Escuela N° 313 Martín Miguel de Güemes por el proyecto “Lavasol: lavarropas reciclado a energía solar”.

Los trabajos ganadores

El proyecto “Máquina de elaboración de leche en polvo” se trata de un artefacto que convierte leche líquida a leche sólida (en polvo). Funciona con energía solar y se compone de colectores solares planos. El docente tutor fue Cristian Pelayo.

El trabajo “Refrigeración mediante energía solar” propone lograr dicho objetivo a partir del reciclado de una heladera por ciclo de absorción y cuya fuente energética es a base de la energía del sol. El docente tutor de este proyecto fue Mauricio Tourn.

En el caso de las menciones, el proyecto “Ecolubidulia”, bajo la tutela de la docente Laura Benech, propone un objeto realizado en materiales reciclados para ser emplazado al aire libre en un espacio público recreativo, que genera luces (mediante el tacto) por planos de colores y funciona, siguiendo la consigna del concurso, a partir de energía solar.

Y el segundo proyecto que obtuvo una mención fue “Lavasol”, tutelado por Cristina Dionne Currius, cuya propuesta es la construcción de un lavarropas -que funcione con energía solar- con materiales de descarte tales como pedazos de tambores de aceite, ruedas de bicicleta, cañas, entre otros elementos.

El predio del CONICET Santa Fe fue el lugar elegido para galardonar a los destacados estudiantes. El acto fue presidido por la Dra Raquel Chan, directora de la institución, quien felicitó a los participantes y enfatizó que su institución “tiene las puertas abiertas a toda la sociedad”. “Más allá de que algunos hayan ganado y otros no, en realidad, ganaron todos” concluyó la Dra Chan, haciendo referencia al aporte que el concurso hace a la comunidad educativa en materia de desarrollos de artefactos que utilicen energías renovables y que, por ende, colaboren en el cuidado del medio ambiente.