25/06/2015 | MÁS DE 200 ALUMNOS DISFRUTARON DE LA EXPERIENCIA
El Buque “Puerto Deseado” abrió sus puertas a la comunidad educativa
Organizado por el CONICET, en conjunto con el Programa de Promoción de Vocaciones Científicas (VocAr), y el Servicio de Hidrografía Naval, el evento se realizó los días 22 y 23 de junio en el puerto de la ciudad de Mar del Plata.
Alumnos y docentes participaron de la actividad a bordo del Puerto Deseado. Foto: CONICET Fotografía.

A bordo del Buque Oceanográfico ARA Puerto Deseado (BOPD), las actividades de divulgación científica estuvieron dirigidas a alumnos de escuelas secundarias de la ciudad de Mar del Plata con el fin de darles a conocer, a través de diferentes recursos, el trabajo efectuado por los investigadores, becarios y personal de apoyo del CONICET.

El día lunes 22 se realizó la presentación “La ciencia en el Mar: las campañas antárticas a bordo del Buque Oceanográfico Puerto Deseado, a cargo de Juan Martin Diaz de Astarloa, investigador principal del CONICET y Gabriela Delpiani, becaria postdoctoral, pertenecientes al Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras (IIMYC, CONICET-UNMdP). Durante esta jornada, a través de un video interactivo, los investigadores les explicaron a los alumnos como se realiza la planificación de una campaña científica (en esta oportunidad, orientada al continente antártico), las tareas que se realizan a bordo y cómo se coordinan diferentes proyectos para realizar estudios marinos a bordo de un buque científico.

El martes 23 la jornada estuvo a cargo de Mariano González Castro y Ezequiel Mabragaña, ambos investigadores adjuntos de CONICET, quienes a través de la charla titulada “Ciencia a bordo” generaron interacción y vínculos con los alumnos. Además de compartir acerca de los principios de sus vocaciones como investigadores, experiencias y anécdotas durante las campañas, se realizó un trabajo en los Laboratorios Biológico y Oceanográfico a bordo del buque.

En esta actividad los alumnos fueron “científicos por una hora” inspeccionando el interior de varias especies de peces, anotando sus características y evaluando la importancia de este tipo de acciones para la conservación de las especies. “Nunca había hecho algo así, ni subirme a un buque, ni ver un pescado por dentro y analizar sus características. Fue una experiencia nueva y diferente a todo lo que habíamos hecho”, manifestó Karen de la Escuela Municipal 205.

Por otro lado, Juan Carlos Colombo, docente de la Escuela Secundaria Nº 1 relató que “esto es muy valioso para los chicos, para que vean otras posibilidades de estudio y desarrollo para su vida, y para que se les despierte la curiosidad por futuras vocaciones”.

Este tipo de actividades de divulgación científica, sumadas al compromiso social y transferencia de conocimientos, constituyen ejes primordiales de la política actual del CONICET.