24/01/2014 | COOPERACIÓN INTERNACIONAL
El buque científico Coriolis II realizará un estudio integral del Golfo San Jorge
La campaña científica fortalecerá lazos en materia de cooperación científica entre Argentina y Canadá.
Barañao, Buzzi, Mentaberry y Flawiá, entre otras autoridades junto al buque científico Coriolis II Foto: Ministerio de Ciencia y Tecnología.

El buque científico Coriolis II zarpará desde el Puerto de Buenos Aires el lunes 27 de enero rumbo al Golfo San Jorge donde dará inicio a su primera campaña oceanográfica. La misión se llevará a cabo conjuntamente entre el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, la Universidad de Quebec (Canadá) y la provincia de Chubut.

El pasado jueves se realizó la ceremonia oficial de bienvenida a la tripulación del Coriolis II donde participaron el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao; el gobernador de Chubut, Martín Buzzi; el coordinador ejecutivo del Gabinete Científico Tecnológico, Alejandro Mentaberry; la vicepresidente de Asuntos Científicos del CONICET, Mirtha Flawiá; la embajadora argentina en Canadá, Norma Nascimbene de Dumont; y la embajadora de Canadá en Argentina, Gwynetz Kutz; entre otras autoridades.

El equipo de trabajo conformado por investigadores y becarios argentinos y canadienses, es liderado por el coordinador científico por Argentina José Luis Esteves, doctor en Oceanología e investigador del CONICET; y el coordinador científico por Canadá doctor en Oceanografía Gustavo Ferreyra. Los grupos de investigación harán un estudio integral del Golfo San Jorge, realizarán tareas de relevamiento de carácter oceanográfico, geofísico y geoquímico durante el verano de 2014 en la zona del golfo, incluido el litoral costero de la provincia de Chubut.

Los trabajos de oceanografía a bordo se efectuarán durante el día y los de geología durante la noche. De esta manera, el buque trabajará las 24 horas durante toda la campaña, la cual está dividida en cuatro etapas con el propósito de permitir la participación a bordo de la mayor cantidad de investigadores y estudiantes argentinos.

Algunas de las metas de la misión son relevar e investigar la dinámica de parámetros físicos, químicos y biológicos clave del ecosistema del Golfo San Jorge desde una perspectiva oceanográfica integrada; estudiar de manera experimental las consecuencias de los derrames de hidrocarburos; fijar un programa de monitoreo a largo plazo basado en mediciones identificadas a partir de los resultados de las dos primeras instancias de investigación; y modelizar los procesos de acoplamiento físico-biológico dentro del contexto de los impactos provocados por los hidrocarburos y el calentamiento global, así como los efectos de la interacción entre ambos factores.

En el Golfo San Jorge, el creciente transporte marítimo, junto a la actual exploración y explotación off-shore representan un aumento en los riesgos de derrames de hidrocarburos. Estos acontecimientos alertan sobre los riesgos potenciales de la actividad petrolera para el ecosistema marino del golfo y de los recursos vivos que forman parte del mismo. Por ello, la investigación novedosa e integral que se llevará a cabo es crucial para entender el comportamiento del ecosistema y promover una explotación durable del Golfo San Jorge.

Para realizar la misión, el CONICET y la Universidad de Quebec contribuyen con recursos humanos junto al aporte del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva y a la Secretaría de Ambiente de la Nación y al Ministerio de Ambiente y Control del Desarrollo Sustentable de Chubut, que destinaron fondos para financiar los costos de la expedición.