14/12/2012 | 6to PREMIO “POR LA MUJER EN LA CIENCIA”
Distinguen el trabajo sobre peligros sísmicos de la doctora Patricia Alvarado
“Ciencias de la Materia” fue la temática de esta edición del premio L’Oréal UNESCO “Por la Mujer en la Ciencia” con el respaldo del CONICET

La doctora en geología y ciencias de la Tierra, Patricia Alvarado, fue la ganadora por su proyecto “Peligro sísmico en argentina, su cuantificación a partir del registro histórico digital en banda ancha de terremotos destructivos”. Además se entregaron dos menciones especiales a Silvia Goyanes, doctora en física de materiales y Mónica Quiroga, doctora en ingeniería química y de materiales.

El objetivo de este premio es reconocer la excelencia del trabajo de la mujer en el ámbito científico, y promover la participación de las mismas a nivel nacional. Este año fueron convocados proyectos en Ciencias de la Materia: Ciencias Exactas y Naturales, Ciencias Agrarias, de la Ingeniería y de Materiales.

Patricia Alvarado es investigadora independiente del CONICET, trabaja en la Universidad de San Juan, y fue la ganadora del primer premio. A su vez, se entregaron dos menciones especiales a trabajos destacados. Una de ellas fue para el proyecto “Nanocompuestos de base almidón con aplicaciones en envases biodegradables y compostables” presentado por Goyanes, investigadora independiente del CONICET en el Instituto de Física de Buenos Aires (IFIBA, UBA-CONICET).

La segunda mención fue para Quiroga, investigadora independiente del CONICET en el Instituto de Investigaciones en Catálisis y Petroquímica (INCAPE, CONICET-UNL) y docente de la Universidad Nacional del Litoral, por su proyecto “Hidrogenación estereo y enantio selectiva para la obtención de productos de mayor valor agregado por vía catalítica”.

Roberto Salvarezza, presidente de Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), destacó la importancia que tiene para el Consejo “articular y fortalecer el vínculo entre el sector público y privado, y promover iniciativas que destaquen el rol de la mujer investigadora en la generación de nuevo conocimiento a nivel nacional y en el desarrollo productivo del país”.

A su vez, Silvia Tripoloni, Directora de Relaciones Públicas y Comunicación de L’Oréal Argentina, comentó que “nos mueve la convicción de que la ciencia es un motor para el desarrollo de las sociedades, y que la mujer tiene un importante rol a jugar en este camino. La investigación y la innovación forman parte del ADN de L’Oréal y cada día trabajamos para millones de mujeres en el mundo. El Premio L’Oréal-Unesco busca destacar la labor de aquellas mujeres que con su esfuerzo y dedicación hacen avanzar la ciencia y contribuyen al progreso. Nuestro lema es claro: el mundo necesita de la ciencia y la ciencia necesita de las mujeres”.

En esta 6ta edición, se presentaron casi 90 proyectos que fueron evaluados por un comité de reconocidos especialistas en estas materias, quienes tuvieron a su cargo la preselección de los finalistas. La resolución final fue realizada por un jurado de notables integrado por Roberto Salvarezza, Beatriz Mendez, Patricia Tissera y Miguel Laborde. Estuvieron presentes, como investigadoras invitadas, Mariana Weissman y Marta Rosen.

Las investigadoras y sus proyectos:

Premio: Patricia Alvarado, doctora en geología y ciencias de la tierra, investigadora independiente del CONICET y profesora titular en la Universidad de San Juan.

Proyecto: “Peligro sísmico en Argentina, su cuantificación a partir del registro histórico digital en banda ancha de terremotos destructivos“.

La ganadora de la edición 2012 del premio L’Oréal diseñó un sistema que permite elaborar un mapa de movimiento del suelo, en base a sismos que se produjeron anteriormente en Argentina.

A través de la informatización de los registros históricos de eventos que ocurrieron en el pasado se genera un modelo probabilístico que permite predecir las zonas de mayor y menor peligro sísmico.

La implementación de este sistema no solo ayudará a salvar vidas, sino que aportará datos fundamentales a la hora de construir edificios u obras como puentes, centrales hidroeléctricas o fábricas.

Mención: Silvia Goyanes, doctora en física de materiales, investigadora independiente del CONICET en el Instituto de física de Buenos Aires (IFIBA, UBA-CONICET).

Proyecto: “Nanocompuestos de base almidón con aplicaciones en envases biodegradables y compostables”.

La física Silvia Goyanes obtuvo la mención por su proyecto de elaboración de materiales biodegradables basados en almidón y diferentes tipos de nanopartículas – partícula que cuenta con una o más dimensiones en el rango de 0.1 milésimas de milímetro o menos- que buscan sustituir a los plásticos blandos de uso cotidiano.

De acuerdo con la investigadora, el plástico blando tradicional es el componente de la basura que más aumentó en los últimos años y ocupan un enorme volumen en los rellenos sanitarios debido a su baja densidad, por lo que su reemplazo por plásticos de almidón podría solucionar el problema del espacio ya que son ingeridos por bacterias y hongos. Además, el almidón es la base de los plásticos comestibles y por lo tanto el desarrollo de estos envases podría generar valor agregado a productos agrarios primarios, como el trigo, la soja, etc.

Mención: Mónica Quiroga, doctora en ingeniería química e ingeniería de materiales, investigadora independiente del CONICET en el Instituto de Investigación de Catálisis y Petroquímicos (INCAPE) del CONICET y la Universidad Nacional del Litoral.

Proyecto: “Hidrogenación estereo y enantio selectiva para la obtención de productos de mayor valor agregado por vía catalítica”.

Su proyecto propone desarrollar y aplicar una tecnología que permite sintetizar y reutilizar catalizadores, y reducir el impacto ambiental de las industrias químicas.

Quiroga y su equipo desarrollaron y patentaron un nuevo material de composición mixta inorgánica-orgánica, llamado “Soportes Composite”. Este producto es utilizado como soporte en la elaboración de un tipo particular de catalizadores, denominados egg-shell.

Estos productos son reutilizables, con alta actividad, selectividad, estabilidad y resistencia mecánica, lo que permite usarlos en sistemas industriales continuos. Además, permiten disminuir la contaminación ambiental de los procesos productivos.

Para acceder al Banco de Imágenes haga click aquí. Para ver el video haga click aquí.