IBR

Descubren proteína capaz de convertir colesterol en provitamina D

Investigadores del CONICET identificaron esta enzima en un microorganismo de agua dulce. A futuro este descubrimiento podría llevar al desarrollo de alimentos enriquecidos.


Antonio Uttaro, investigador independiente, y Sebastián Najle. Foto: gentileza investigadores.

El colesterol es un lípido a partir del cual se sintetizan diferentes moléculas, como las hormonas esteroides o la vitamina D. En humanos, la vitamina y provitamina D se obtienen por la ingesta de alimentos como la leche, huevos y principalmente pescados. Además, la provitamina es convertida en vitamina D en la piel por acción de la luz solar.

Investigadores del CONICET identificaron en el microorganismo ciliado Tetrahymena thermophila el gen que codifica para la enzima C-7 esterol desaturasa, que transforma el colesterol en provitamina D en un solo paso. El trabajo fue publicado en la revista Molecular Biology and Evolution.

“Hace varios años que nuestro grupo investiga el metabolismo de esteroles en este microorganismo, y nuestro objetivo era la identificación de esta enzima. A futuro, el hallazgo permitiría el desarrollo de alimentos más sanos y fortalecidos, enriquecidos en provitamina D y con bajos niveles de colesterol”, explican los investigadores.

El trabajo fue realizado por Antonio Uttaro, investigador independiente, y Sebastián Najle, becario pos-doctoral del CONICET en el Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario (IBR, CONICET-UNR), en colaboración con Alejandro Nusblat y Clara Nudel, de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la UBA.

Si bien el colesterol es un componente esencial de las células humanas, si sus niveles plasmáticos son altos puede ser un factor de riesgo para contraer enfermedades cardiovasculares. Por otro lado, la vitamina D regula la absorción de calcio y fósforo, además de contribuir a la regulación del sistema inmune. Su carencia conduce al raquitismo en niños y a osteoporosis y osteomalacias – huesos más blandos – en adultos.

La dieta occidental suele ser escasa en vitamina y provitamina D pero rica en colesterol. Las condiciones son aún menos favorables en latitudes altas, con baja exposición a rayos solares, lo que produce una menor conversión en piel de provitamina en vitamina D. En occidente, incluso en Argentina, se suplementa con vitamina D la leche, pero no sus derivados. El agregado de provitamina tiene la ventaja adicional, en comparación con la vitamina, de que no produciría hipervitaminosis en el caso de una ingesta excesiva.

Por ello la identificación de los mecanismos de acción de esta enzima podrían resultar en un desarrollo biotecnológico a futuro. “Su uso permitiría el desarrollo de alimentos más sanos y fortalecidos, con la doble cualidad de estar enriquecidos en provitamina D y reducidos en colesterol”, concluye Uttaro.

Nueva tecnología
Durante este trabajo el grupo desarrolló una nueva técnica para estudiar el gen blanco, en este caso el que codifica para la C-7 esterol desaturasa. Para ello, ‘alimentaron’ a Tetrahymena con bacterias que contienen parte de ese gen. Al ser ingeridas, se liberan moléculas de ARN– que contienen parte de la información del gen agregado – las que interfieren con la maquinaria de Tetrahymena para expresar el gen en estudio.

  • Por Jimena Zoni. IBR.