Noticias Institucionales

ConcurSol continúa promoviendo la vocación científica y el desarrollo social a través de las energías renovables

El proyecto fue seleccionado por el Banco Interamericano de Desarrollo para participar de una serie de sesiones de mentoreo en el “Día de la Gestión del Proyecto Social”.


Foto.: CONICET Fotografía

CONCURSOL es un concurso dirigido a escuelas de nivel medio y técnicas de la provincia de Santa Fe, nacido en el 2009 bajo el propósito de construir de manera colaborativa artefactos de uso social que utilicen energías renovables y promuevan la eficiencia energética. En sus diez ediciones, ya han participado más de 2 mil alumnos de más de 100 establecimientos educativos.

Calefactores de agua, cocinas y hornos solares, calefones con termotanque, secaderos de frutas, verduras y plantas aromáticas, invernaderos, dispositivos de frío para camping, heladeras con absorción, acondicionadores de aire, biodigestores y prototipos de partes de vivienda bajo el concepto de “arquitectura bioclimática” son algunos de los desarrollos que se han realizado en el marco de ConcurSol y que impactan directamente en instituciones educativas.

En su organización están involucrados investigadores, profesionales y técnicos de los Centros Científico Tecnológicos CONICET Santa Fe y Rosario, y de las instituciones co-organizadoras: universidades nacionales, organismos de gobierno y Organizaciones No Gubernamentales.

Todo ese apoyo institucional y los logros que ha obtenido el concurso a lo largo de los años, le ha valido el reciente reconocimiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Project Management Institute (PMI) y la organización doinGlobal, quienes seleccionaron el proyecto, junto a otros 19, para participar del “Día de la Gestión del Proyecto Social”, celebrado el pasado 18 de septiembre en el Centro Cultural San Martín de la ciudad de Buenos Aires.

“Estamos muy contentos de haber participado de las sesiones de trabajo y mentoreo porque nos pudimos capacitar y adquirir una serie de herramientas que van a fortalecer nuestro proyecto a la hora de buscar alternativas de financiamiento. Además, pudimos conocer otros proyectos sociales de los cuales podemos tomar muchas buenas prácticas como modelo”, comentó el Ing. Guillermo Hintermeister de la Unidad de Administración Territorial (UAT) del CCT Santa Fe, quien participó de la capacitación junto a la Cdora. Laura Perpiñá de la UAT del CCT Rosario.

Por su parte, la Mg. Cecilia Boggi, miembro y voluntaria del  Project Management Institute (PMI) y Project Manager del evento, señaló: “Se trabajó con el modelo PM4R (Gestión de Proyectos para Resultados, por sus siglas en inglés) que es una metodología simplificada de dirección de proyectos desarrollada por el BID. La idea es que los proyectos sociales seleccionados puedan adquirir herramientas para un buen diseño en cuanto a delinear su formulación, sus objetivos a lograr y otros aspectos que, definitivamente, si están bien estructurados y diseñados, son los que marcan la diferencia a la hora de obtener una financiación o captar la atención de un sponsor”.

Cabe destacar que el principal impacto y valor de ConcurSOL se manifiesta en la apropiación social de tecnologías simples para el aprovechamiento de energías renovables que desde los propios alumnos se proyecta a su comunidad invocando el lema de CONICET: “Ciencia en tu vida”.

Al respecto, Laura Perpiñá del CCT CONICET Rosario explicó que “los dispositivos desarrollados tienen como principal destino los propios establecimientos educativos, o son donados a organizaciones de la sociedad civil, a espacios de uso comunitario o a familias de escasos recursos en regiones donde no cuentan con acceso directo a fuentes tradicionales de energía”.

Guillermo Hintermeister expresó que “entre los objetivos compartidos con el Ministerio de Educación de la provincia de Santa Fe está la promoción de una cultura científica mediante el relevamiento por parte de los estudiantes de las distintas problemáticas de su entorno social en cuestiones relacionadas con el acceso a la energía y el cuidado del medio ambiente”. De esta manera surgen diseños que utilizan recursos del entorno los que a su vez, con el apoyo de expertos en las distintas especialidades, se concretan en artefactos de uso social.  “Los mismos son presentados por los alumnos y sus docentes, y evaluados por expertos en una instancia anual del concurso que pondera criterios como eficiencia energética, posibilidades de apropiación social, uso de materiales reciclados, entre otros”, finalizó.

Quienes organizan y apoyan ConcurSol:

El proyecto se encuadra dentro del Programa de Promoción de Vocaciones Científicas (VocAr) del CONICET. Lo organizan CONICET Santa Fe, CONICET Rosario, Gobierno de la Provincia de Santa Fe (Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Ministerio de Educación y  Secretaría de la Energía), Universidad Nacional del Litoral, Universidad Tecnológica Nacional / Regional Santa Fe, y  Universidad Católica de Santa Fe.  Cuenta con el apoyo de las ONG´s Trama Tierra, Fundación Hábitat y Desarrollo, ASADES, la Municipalidad de la ciudad de Santa Fe, la Mutual Jerárquicos Salud y el  Parque Tecnológico del Litoral Centro SAPEM, entidades bancarias, empresas  entre otros actores.