CITRA, CONICET-UMET

Científica del Consejo presentó un informe sobre plataformas de trabajo en Argentina

El trabajo evalúa las transformaciones producidas en el sector del delivery y en las relaciones laborales durante la pandemia.


Encuentro virtual de la UMET

Julieta Haidar, investigadora adjunta del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) en el Centro de Innovación de los Trabajadores (CITRA, CONICET-UMET), presentó el informe “Las plataformas de reparto en Argentina: entre el cambio de gobierno y la pandemia” durante un evento virtual realizado por la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET).

El estudio llevado a cabo por el Equipo de Plataformas del CITRA -conformado por Julieta Haidar (coordinadora), Nicolás Diana Menéndez, Gastón Bordarampé, Milagros Ailén Pérez y Cora Arias- describe y analiza las transformaciones producidas en el sector del delivery de plataformas y en las relaciones laborales durante la pandemia en Argentina.

“El trabajo tiene que ver con esta mirada histórica y la multiplicidad de actores que intervienen en las plataformas de reparto. Nosotros/as lo pensamos como un informe destinado a aportar insumos para políticas públicas y al debate sobre lo que está sucediendo en este sector de plataformas de reparto en Argentina”, destacó Julieta Haidar.

Los principales resultados de la investigación indican que las plataformas de reparto se convirtieron en una actividad refugio en un contexto de creciente desocupación, pero que ese trabajo es informal y precario. A su vez, el estudio señala que los locales gastronómicos durante el aislamiento se vieron forzados a utilizarlas para subsistir.

“Uno tiene que distinguir entre grandes grupos gastronómicos y multinacionales y pequeños comercios. Nos llamó mucho la atención comparar contratos firmados en el mismo período entre una de estas empresas de plataformas y una de las principales cadenas de comida rápida, y una de estas empresas y una hamburguesería de segunda y tercera línea; cuando a la primera le cobraba una comisión del 15% y a la segunda del 25%”, expresó Haidar. Y añadió: “Esto resulta gravoso y peor en condiciones de pandemia donde muchos negocios no tenían otras posibilidades de trabajar por las medidas de aislamiento”.

El trabajo concluye que para poder mitigar los daños generados por el avance desmesurado de estas empresas, se torna indispensable articular mecanismos de control a nivel internacional y, desde la fuerza laboral, coordinar acciones que visibilicen y denuncien los excesos cometidos. Por esto es que se requiere la imperiosa intervención de las autoridades gubernamentales para contener y regular a las plataformas.

Por su parte, María Ruiz Malec, ministra de trabajo de la Provincia de Buenos Aires, destacó la importancia para el gobierno de regularizar estas situaciones de los trabajadores y las trabajadoras y expresó: “Hoy lo que nosotros/as encontramos lo pudimos perfectamente encuadrar en una relación de dependencia y es bienvenido el debate sobre si es o no suficiente para las empresas o para los trabajadores y trabajadoras. Primero apostemos a las herramientas que tenemos y, si no son necesarias, discutamos las reformas que haya que hacer”. Y concluyó: “Creo que este informe es un buen disparador para que se generen estos debates que es lo que nos va a permitir llegar a soluciones”.

El encuentro contó, también, con la presencia de Elva López Mourelo, funcionaria en Instituciones del Mercado de Trabajo Inclusivo en la Oficina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT); Ruben Cortina, presidente de UNI Global Union; y Javier Lavaké, director de la Escuela Profesional de la Asociación de Propietarios de Pizzerías y Casas de Empanadas de la República Argentina (APPyCE).