19/03/2014 | INIBIBB
Científica del CONICET destacada entre las 5 mejores del mundo durante el 2013
Cecilia Bouzat fue galardonada por el programa internacional L´Oréal – Unesco “For Women in Science” por su trayectoria científica.
La investigadora galardonada Cecilia Bouzat. Foto: CONICET fotografía.

El premio que se entrega anualmente distingue la excelencia científica de 5 investigadoras mujeres de todo el mundo y Bouzat fue destacada por su labor en Latinoamérica. (Ver video)

La científica trabaja desde el año 1997 en el Instituto de Investigaciones Bioquímicas de Bahía Blanca, (INIBIBB, CONICET-UNS) en el estudio de unos receptores llamados Cys-loop que se encuentran en el sistema nervioso, músculos y células neuronales.

 

¿Qué sintió al recibir la distinción a su trayectoria?

Recibir el premio L´Oréal – Unesco es una increíble alegría y un honor. Es la distinción más importante en toda mi carrera y es una prolongación al galardón que me otorgaron en 2007 L´Oréal – CONICET Argentina. Cómo todo premio, se disfruta pero genera una nueva responsabilidad y un compromiso para seguir trabajando y haciendo buena ciencia.

 

¿Cuándo comenzó su interés por la ciencia?

Mi interés por la ciencia empezó en el colegio. Siempre me gustó la biología y todo lo relacionado a ciencias naturales y biomédicas pero me di cuenta que era mi vocación en el segundo o tercer año de la universidad. Como estudiante me interesaban los procesos moleculares. Justamente ahora me dedico a encontrar las bases de los mecanismos del funcionamiento de las proteínas que forman las células.

 

¿Cuál es su línea de investigación?

En nuestro laboratorio trabajamos para conocer como funcionan unos receptores, los Cys-loop, que son proteínas de membrana con roles claves en el sistema nervioso, particularmente porque participan en la sinapsis y permiten comunicaciones rápidas entre neuronas o entre neuronas y el músculo. Entonces, estudiamos cómo drogas y compuestos pueden modificar su funcionamiento.

 

¿Por qué es trascendente conocer a estos receptores Cys-loop?

Es importante porque en muchas enfermedades están alterados, funcionan mal o están mutados. Conocerlos va a servir para pensar en el futuro terapias mucho más efectivas en una gran cantidad de desordenes neurológicos y para generar un desarrollo racional de fármacos que revierta ese funcionamiento anormal. Por ejemplo, nosotros estudiamos receptores nicotínicos neuronales en los cuales su alteración está asociada a enfermedades como Alzheimer, Parkinson y Esquizofrenia.

 

En su opinión, ¿cuál es el rol de la mujer en la ciencia?

La ciencia las necesita tanto como necesita hombres. Según las estadísticas hay más mujeres en las categorías más bajas y menos en posiciones estratégicas. Si bien fue cambiando, aún hay mucho trabajo por hacer. A nosotras nos cuesta la carrera científica cuando formamos una familia, ahí las mujeres hacemos un esfuerzo extra para darle a los hijos el tiempo que necesitan y cumplir con las demandantes tareas de investigación por eso es importante que siempre existan planes y proyectos para apoyar a la mujer.

 

¿Cómo ve el desarrollo científico en el país?

En la Argentina de los últimos años hubo una apertura hacia la sociedad al mismo tiempo que hubo un fuerte apoyo a la investigación. Tenemos muy buenos científicos y gente comprometida. Trabajar en ciencia en Argentina fue inestable a lo largo de la historia. Actualmente se observa una jerarquización con la creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, además hubo un mayor ingreso de investigadores y becarios y más subsidios. De todos modos, cuando se trabaja en ciencia siempre vemos que los recursos económicos y humanos son limitados y es necesario nuevo equipamiento, generar nuevas metodologías y estrategias. Lo importante es que se tenga en cuenta esa necesidad.

Cecilia Bouzat es investigadora principal del CONICET y Vicedirectora del Instituto de Investigaciones Bioquímicas de Bahía Blanca (INIBIBB) en Argentina. Es Profesora de la Universidad Nacional del Sur de Bahía Blanca, en la cual estudió y se recibió de Licenciada y Doctora en Ciencias Bioquímicas.

En 1993 hizo un posdoctorado en la Clínica Mayo, de Rochester, Estados Unidos.

En 2007 ganó una Beca de Investigación L’Oréal- UNESCO For Women in Science en Argentina.

  • Por Alejandro Cannizzaro