20/07/2017 | NOTICIAS INSTITUCIONALES
Científica cordobesa miembro de la Academia Mundial de Ciencias
Eva Acosta Rodríguez, investigadora del CONICET, fue incorporada a la Academia Mundial de Ciencias como reconocimiento a sus investigaciones en inmunología.
Eva Acosta Rodríguez. Foto: gentileza investigadora.

La Academia Mundial de Ciencias para el avance de la ciencia en países en desarrollo (TWAS, por sus siglas en inglés) otorgó una membresía a Eva Acosta Rodríguez, investigadora independiente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) en el Centro de Investigaciones en Bioquímica Clínica e Inmunología (CIBICI, CONICET-UNC). Esta incorporación es una de las veinticinco que hace anualmente la TWAS a científicos jóvenes y tiene una duración de cinco años.

Acosta es la única argentina entre los nuevos miembros y fue postulada por el reconocido investigador Cordobés Gabriel Rabinovich. Dicha membresía significará una gran oportunidad de contacto y retroalimentación con colegas de todo el mundo. Además reviste una gran importancia ya que puede implicar mayores posibilidades de obtener financiamiento internacional para sus proyectos de investigación.

“Este premio me genera una gran alegría y orgullo y también compromiso. Considero que es un reconocimiento que me excede ampliamente e incluye a las personas que trabajan conmigo, mis becarios y estudiantes, mi mentora Adriana Gruppi, mis colegas y colaboradores, a Gabriel Rabinovich que me postuló y sobre todo, a mi familia que me apoya incondicionalmente. Me genera el compromiso de participar en la TWAS para acceder a distintas oportunidades que brinda para el desarrollo de las ciencias y que incluyen subsidios, cursos y apoyo para asistencia a eventos científicos, orientados no solo al grupo de investigación de sus miembros sino también a la Institución y Región”, expresa Acosta Rodriguez acerca de la importancia de esta mención.

Y agrega, “Estoy convencida que la formación de redes colaborativas locales, nacionales e internacionales es esencial para sobreponerse a las dificultades de realizar investigación científica en nuestro país, donde hay severas limitaciones infraestructurales y económicas y donde socialmente no logramos posicionar a la investigación científica como un medio esencial de desarrollo, lo que expone a nuestro creciente pero frágil sistema científico a diversos vaivenes políticos y económicos”.

Doctora Eva Acosta Rodríguez

Es investigadora independiente del CONICET en el Centro de Investigaciones en Bioquímica Clínica e Inmunología (CIBICI, CONICET-UNC) y profesora adjunta de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Nacional de Córdoba.

Egresó de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Nacional de Córdoba, donde recibió el título de Bioquímica en el año 2000 y el de Doctora en Ciencias Químicas en el año 2005.

En su camino como científica comenzó estudiando una respuesta específica del sistema inmune a la infección causada por el Trypanosoma cruzi –Enfermedad de Chagas- y luego, en Suiza, se centró en el estudio de la biología de unas células del mismo sistema llamadas linfocitos Th17 en humanos.

En 2008, ya de regreso en Argentina conformó su propio grupo de investigación en el que se integran ambas áreas de experiencia. En la actualidad sus investigaciones apuntan a estudiar los mecanismos inmunológicos descriptos para la enfermedad de Chagas, en cáncer y enfermedades autoinmunes. Respecto a este último tipo de patologías, en conjunto con Adriana Gruppi –también investigadora del CONICET- llevan a cabo un proyecto de investigación clínica en el Hospital Nacional de Clínicas (ver más).

TWAS: La Academia Mundial de Ciencias para el avance de la ciencia en países en desarrollo

Fundada en 1983 por un distinguido grupo de científicos de países en vías de desarrollo, la TWAS surgió bajo la certeza que este tipo de naciones pueden encontrar una solución concreta a sus mayores problemas –hambre, enfermedades y pobreza, entre otros- a través de la ciencia y la ingeniería. En la actualidad cuenta con 1190 miembros de más de 90 países, considerados algunos de los científicos de mayor excelencia a nivel mundial.

La misión de la TWAS a lo largo de las tres últimas décadas ha permanecido inmutable:

Reconocer, apoyar y promover la investigación científica de excelencia en el mundo en desarrollo;

Responder a las necesidades de los jóvenes científicos de países con menor desarrollo científico y tecnológico;

Promover la cooperación Sur-Sur y Sur-Norte en ciencia, tecnología e innovación;

Estimular la investigación científica y la puesta en común de experiencias en la resolución de problemas de envergadura que enfrentan los países en desarrollo.

Prensa CCT Córdoba