18/11/2013 | CIENCIA Y EDUCACIÓN
Ciencia que llega a todas partes
Más de 500 chicos asistieron a la charla "Ciencia, ¿qué me contás? en la sede de la Secretaría de Cultura de la villa 21-24 en Barracas.

En una jornada de charlas sobre ciencia realizada para distintos institutos y escuelas públicas del Sur de la ciudad de Buenos Aires, cientos de jóvenes descubrieron cómo la ciencia está en la vida cotidiana de todas las personas.

En el marco del Programa de Promoción de Vocaciones Científicas del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y con el apoyo del Ministerio de Educación, el Centro de Estimulo al Desarrollo del Conocimiento del Municipio de Granadero Baigorria en la provincia de Santa Fe, la Universidad Nacional de Rosario; Valeria Edelsztein y Claudio Fernández, investigadores del CONICET, presentaron la ciencia de una forma diferente.

Valeria y Claudio son reconocidos divulgadores científicos y sorprendieron a un auditorio repleto de jóvenes adolescentes con un dialogo dinámico que rompió con el estereotipo de investigador que sólo trabaja en un laboratorio.

Al consultar a los científicos sobre la jornada comentaron que “el desafío es acercar la ciencia a los jóvenes de una manera atractiva. Mostrarles que no tienen límite, que todos podemos hacer ciencia, y que la ciencia está en todas partes”. Hablaron de fútbol, química, estadísticas y de cómo algunos mitos cotidianos, tanto en el deporte como en la casa, no son del todo verdaderos.

Edelsztein, doctora en Química, analizó titulares de notas periodísticas sobre avances científicos que generaban confusión sobre temas de salud como el cáncer y la diabetes. La investigadora enfatizó en la necesidad de que la sociedad comprenda qué es la ciencia para no quedar engañada y tomar mejores decisiones.

Por su parte, Fernández, doctor en Química Biológica, habló sobre la ciencia en el fútbol. Presentó un análisis de probabilidades de gol en penales, estudios sobre motivación en festejos individuales o grupales, el efecto Magnus y la evolución en la física del balón.

Al finalizar, los investigadores dialogaron con los chicos quienes se mostraron interesados en las temáticas que habían desarrollado, hicieron propuestas de preguntas para debatir en el aula, afirmaron que la ciencia no está solamente en el laboratorio. Todos concluyeron en que la ciencia no es sólo para los genios.