NOTICIAS INSTITUCIONALES

Alberto Kornblihtt fue designado miembro correspondiente de la Academia Brasileña de Ciencias

Por su trayectoria y labor científica en el campo de la biología molecular, el investigador del CONICET fue incorporado a esa prestigiosa academia.


Alberto Kornblihtt, investigador del CONICET y jefe de grupo en el Instituto de Fisiología, Biología Molecular y Neurociencias (IFIBYNE, CONICET-UBA). Créditos: Fotografía CONICET / Verónica Tello

Por su trayectoria y aportes científicos, la Academia Brasileña de Ciencias designó como miembro correspondiente a Alberto Kornblihtt, investigador del CONICET y jefe de grupo en el Instituto de Fisiología, Biología Molecular y Neurociencias (IFIBYNE, CONICET-UBA).

La Academia Brasileña de Ciencias es una institución fundada en 1916 que reúne a los principales investigadores e investigadoras de Brasil (como miembros titulares) y del exterior (como miembros correspondientes).

“Me siento muy honrado por la incorporación a la Academia Brasileña de Ciencias. Reafirma los lazos existentes entre dos países hermanos con comunidades científicas muy desarrolladas que se destacan a nivel mundial”, afirma Kornblihtt.

El laboratorio de Kornblihtt ha descubierto procesos moleculares que cumplen un rol clave en el splicing alternativo, un mecanismo molecular que permite que un mismo gen pueda guardar instrucciones para la fabricación de distintas proteínas. El estudio de este mecanismo abre caminos para comprender muchas enfermedades y explorar nuevas terapias.

Por ejemplo, en junio del año pasado, un estudio liderado por Kornblihtt fue tapa de la prestigiosa revista Cell por describir hallazgos útiles para explorar tratamientos que logren un mayor efecto terapéutico en personas que padecen atrofia muscular espinal (AME), una grave enfermedad hereditaria que en Argentina afecta a unos 400 niños y niñas y a 1 de cada 10 mil nacimientos a nivel mundial.

Kornblihtt, quien también es Profesor Emérito de la UBA en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales (FCEN), egresó como Biólogo de la FECN de la UBA (1977), realizó su doctorado en Química bajo la dirección de Héctor Torres en la Fundación Campomar (1980) y su postdoctorado en la Universidad de Oxford (1981-1984), en el Reino Unido.

Recibió las Becas Guggenheim (1991) y Antorchas (2000-2008). Obtuvo los Premios Medalla del Bicentenario (2010), Investigador de la Nación Argentina (2010), Houssay a la Trayectoria (2010), Mención de Honor Domingo Faustino Sarmiento del Senado de la Nación y el Premio TWAS en Ciencias Médicas (2012). En 2023 fue honrado con la Cátedra Latinoamericana Julio Cortázar de la Universidad de Guadalajara, México, creada por Gabriel García Márquez y Carlos Fuentes.

El investigador del CONICET también es miembro extranjero de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos y de la Academia de Ciencias de Francia, y miembro asociado de la Organización Europea de Biología Molecular (EMBO, según sus siglas en inglés).