17/04/2013 | CAMPAÑA ANTÁRTICA DE VERANO
El buque Puerto Deseado finalizó una nueva campaña antártica
Regresó al puerto de Mar del Plata tras 70 días de expedición en alta mar y con muestras que serán analizadas por los equipos científicos
Buque Oceanográfico Puerto Deseado

Dieciocho científicos desembarcaron en el puerto de Mar del Plata, tras haber relevado datos de la plataforma continental, a bordo del buque oceanográfico Puerto Deseado.

Durante más de dos meses y con una excelente meteorología, el buque recorrió el Mar Argentino y la Antártica, obteniendo datos oceanográficos y recolectando muestras de agua, fondo y aire.

Esta Campaña Antártica 2013 fue coordinada por el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y la Dirección Nacional del Antártico (DNA), y se llevo a cabo a bordo del buque Oceanográfico “Puerto Deseado” desde el 25 de enero al 19 de febrero, en su primera etapa, bajo la coordinación del doctor Juan Martín Díaz de Astarloa.

La misma abarcó las Islas Shetland del Sur, Mar de la Flota, la región nororiental de la Península Antártica y el Mar de Bellingshausen, llegando a cruzar el Círculo Polar Antártico. Se realizaron estudios biológicos y de biodiversidad de moluscos y otros invertebrados marinos.

También se tomaron muestras de aire para estudios de compuestos orgánicos semivolátiles, se realizaron estudios oceanográficos en el Pasaje de Drake a más de 4.000 metros de profundidad, e investigaciones orientadas a la reproducción de krill, biología reproductiva de equinodermos y crustáceos, y observaciones y censos de mamíferos y aves marinas.

Entre los proyectos relacionados con la Campaña Antártica se encuentran la colecta de peces antárticos para el proyecto internacional del Código de Barras Genético, del que Argentina forma parte; y el referente a la Ecofisiología de peces antárticos, es decir, la vinculación del funcionamiento de los peces con su medio ambiente.

El reemplazo de la dotación científica para una segunda etapa se realizó mediante un vuelo de la fuerza aérea a la base chilena Frei.

Durante la segunda etapa, el derrotero correspondió a la zona de las Islas Orcadas a cargo de la Comisión Nacional de Límite Exterior de la Plataforma Continental (COPLA). Ocho miembros de la COPLA relevaron datos de la batimetría y geología de la plataforma continental y otros diez integrantes del CONICET y la DNA realizaron tareas de monitoreo de especies de placton, aves y mamíferos a bordo del buque.

Luego de un nuevo reemplazo de la dotación científica en Ushuaia , el 19 de marzo comenzó la tercera etapa, con la coordinación científica a cargo del doctor Daniel Roccatagliata, investigador independiente del CONICET en la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Participaron en esta etapa de la campaña científicos de la UBA, la Universidad Nacional de Córdoba, el Servicio de Hidrografía Naval, el Museo Argentino de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia”, el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP), la Universidad Maimónides, y la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco

Una de las áreas muestreadas fue el Banco Namuncurá- Burdwood. Este banco es especialmente relevante por su gran diversidad, particularmente de corales y otros invertebrados bentónicos. Con el propósito de mejorar los inventarios faunísticos que se poseen sobre esta área, se tomaron muestras de fondo con redes de pesca y con rastras entre 99 y 236 metros.

En esta tercera etapa también se llevó a cabo un intenso programa entre Ushuaia y Mar del Plata. Se tomaron más de 60 lances con redes de pesca y rastras bentónicas, y 13 muestras con redes planctónicas.

En la desembocadura de ríos patagónicos y bonaerenses se recolectaron muestras de agua para estudiar los virus que infectan microalgas marinas. Además se fondeó un mareógrafo de presión en la entrada del Golfo San Matías.

Asimismo, se continuó con la detección de compuestos orgánicos volátiles (COVs) persistentes en aire, principalmente pesticidas organoclorados y policlorobifenilos (PCBs), actividad que se venía realizando desde la primera y segunda etapa.

Tras 70 días de campaña los integrantes de los equipos científicos del CONICET fueron recibidos por el personal de los institutos y del CCT.