22/09/2014 | PROGRAMA VOCAR
Una visita grupal a Tecnópolis junto al presidente del CONICET
El doctor Roberto Salvarezza encabezó una visita guiada para el personal del Consejo por la megamuestra de ciencia, arte y tecnología de Villa Martelli.

En una actividad desarrollada en el marco del Programa de Promoción de Vocaciones Científicas (VocAr) del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), el Dr. Roberto Salvarezza, presidente del Consejo, recorrió Tecnópolis junto a directivos y trabajadores de distintas áreas del organismo.

El recorrido por los distintos stands de ciencia, arte y tecnología del predio duró cerca de cuatro horas y contó con una asistencia guiada del personal del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación. De esta forma, los participantes conocieron en profundidad cada una de las actividades propuestas.

Respecto a la visita el Dr. Salvarezza destacó que “es importante que la sociedad sepa en qué se invierte el dinero destinado a la ciencia, tecnología y cultura del país”. Resaltó el papel desempeñado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología y agregó que “en Tecnópolis el CONICET se pone en contacto con la sociedad, a través de sus investigadores y becarios. Ellos le aportan contenido, no solo visual, sino también en lo que describen durante sus exposiciones”.

Durante el recorrido dialogamos con distintos integrantes de la visita. Una de ellas es la Dra. Patricia Maccagno, directora de Convenios y Proyectos de la Gerencia de Desarrollo Científico y Tecnológico del Consejo, quien expresó que “Tecnópolis es un semillero para la ciencia”, aseguró que “es la posibilidad de que personas de todas las edades vean de manera gratuita muchísimas cosas a las cuales de otra manera no tendrían acceso”.

La recorrida central incluyó los stands del Acuario, Geología, y Paleontología; y los espacios de Shincal; la huella inca en la Argentina, y Evolución y cuerpo humano.

Finalmente, los participantes visitaron el espacio del Centro de Referencia para Lactobacilos (CERELA, CONICET), en el cual hay una planta símil a la que produce “Yogurito” en Tucumán. Allí, las científicas explicaron el trabajo del laboratorio y comentaron en detalle el proceso de fabricación y envasado. Luego entregaron muestras para todos los asistentes.

Entusiasmados por la visita, trabajadores del CONICET consideraron en forma unánime que la recorrida fue muy positiva. Martín Zavatto, quien se desempeña en la Gerencia de Organización y Sistemas, señaló: “Es destacable la idea de acercar a la sociedad con los investigadores y la ciencia”. Y agregó que personalmente quedó sorprendido con la experiencia en el simulador de sismos “fue muy real y muy divertida”.

María Elena Borro, de la Gerencia de Recursos Humanos, destacó que “Todos los que nos desempeñamos en el área administrativa del CONICET pudimos ver cómo se plasma el trabajo de los investigadores”.

El Programa VocAr tiene como fin promover la democratización del conocimiento científico para generar igualdad de oportunidades en el acceso a la ciencia. A través de charlas y talleres participativos, investigadores de todo el país comparten con la comunidad sus hallazgos e investigaciones.

A su vez, busca despertar la vocación científica y el entusiasmo de los jóvenes por la ciencia con el fin de orientarlos en la elección de sus futuras carreras universitarias.