02/07/2014 | MACN
Un mosasaurio y un megaterio en el museo
Se trata de un reptil marino fósil de la Antártida y de un perezoso gigante de Sudamérica.
Foto: gentileza investigadores.

Presentaron el primer montaje de un mosasaurio para el hemisferio sur y el rearmado de un perezoso gigante pertenecientes a la colección paleontológica del Museo Argentino de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia” (MACN). Los esqueletos de ambas especies fueron presentados en sociedad el 2 de julio como parte de los festejos por los 202 años de la institución.

El mosasaurio (Taniwhasaurus antarcticus), vivió a fines de la Era Mesozoica, unos 70 millones de años atrás, y medía aproximadamente 6 metros de largo. Este carnívoro contaba con aletas para nadar, a diferencia de su pariente actual de hábitos terrestres, el dragón de Komodo. Además, la cola aplanada le ayudaba a impulsarse en el agua. Era un peligroso depredador de los mares cálidos que en ese entonces rodeaban la Antártida.

“Los restos de este mosasaurio fueron descubiertos en el año 2000 por una expedición conjunta con el Instituto Antártico Argentino en la Isla James Ross, noreste de la Península Antártica”, explica Fernando Novas, investigador principal del CONICET en el Museo, quien dirigió el proyecto para la reconstrucción de este espécimen.

Por su parte, el Perezoso Gigante (Megatherium americanum), habitó en América del Sur desde mediados del Pleistoceno alrededor de 600 mil años años atrás hasta hace unos diez mil años.

“La especie se distribuía ampliamente por el actual territorio de la Argentina. Se trata de un mamífero herbívoro, de cabeza relativamente pequeña en relación a su tamaño corporal, pero aunque pesaba entre 4 y 5 toneladas era capaz de ponerse de pie sobre sus patas traseras”, explica Juan Carlos Fernicola, paleontólogo del MACN.

Según comenta Fernicola, los primeros restos de esta especie se hallaron hacia fines del siglo XVIII en el río Luján, provincia de Buenos Aires, aunque luego, fueron trasladados al Real Museo de Ciencias Naturales de Madrid, España. El ejemplar perteneciente al MACN fue hallado a orillas del río Salado, y está montado en el actual edificio del museo desde 1937.

Asimismo, participaron del proyecto de reconstrucción del mosasaurio Marcelo Isasi, profesional adjunto del CONICET en el MACN, Marcela Milani, Ricardo Stoll, Carlos Alsina también del Museo, el artista Gabriel Lío y los estudiantes de paleontología Matías Motta, Gonzalo Muñoz, Sebastián Rozadilla y Mauro Aranciaga. El montaje del perezoso gigante estuvo a cargo de personal del MACN, Maximiliano Iberlucea, Marcelo Miñana, Luciana Ferrazi e Ignacio Legari.

  • Por Cecilia Leone.