03/10/2012 | TECNÓPOLIS 2012
Tecnologías milenarias y arqueología para todas las edades
¿Cómo fabricaban sus herramientas los hombres hace miles de años? ¿De qué estaban hechas? Una arqueóloga del CONICET respondió todas las dudas del público en la megamuestra de ciencia, arte y tecnología
Gisela Sario, arqueóloga y becaria posdoctoral del CONICET, explicó cómo fabricaban sus herramientas los cazadores recolectores que poblaron nuestras tierras miles de años atrás.

Gisela Sario, arqueóloga y becaria posdoctoral del CONICET en el Instituto de Antropología de Córdoba (IDACOR, CONICET-UNC), conversó con niños y adultos acerca de las costumbres de los hombres que pisaron nuestra tierra hace miles de años en el espacio Evolución, Arqueología y Paleontología del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva en Tecnópolis.

Dentro de su disciplina, Sario se especializa en tecnología lítica, es decir el estudio de cómo y con qué piedras confeccionaban sus herramientas los cazadores recolectores que habitaron nuestras tierras milenios atrás.

“Algunos de los yacimientos más antiguos que encontramos en Argentina están en la región pampeana y la Patagonia. Para estudiar las herramientas de piedra comparamos las distintas formas y diseños”, dijo Sario, y agregó: “A lo largo del tiempo los grupos humanos han tenido alguna forma o diseño particular de sus artefactos líticos”.

Ante la pregunta de uno de los visitantes acerca de cómo es que estudian estos restos, la becaria respondió: “Con arqueología experimental. Nosotros mismos vamos, seleccionamos las piedras y las tallamos para después comparar con las piezas originales. Intentamos reproducir lo más exacto posible la manera en que se hacían los instrumentos hace miles de años”.

Los cazadores recolectores elaboraban estas herramientas con percutores, un instrumento similar a un martillo con el cual le daban forma a la piedra según la función que fuera a cumplir: cazar, cortar, raspar o machacar. Para hacer una flecha encastraban la punta en un palo de madera llamado astil y unían las partes con tendones de guanaco.

Sario preguntó a los chicos si podían imaginar cómo vivían, qué comían. “En carpas”, respondió una de las chicas. Luego la arqueóloga explicó que construían sus hogares con pieles de animales o barro, y allí vivía, comía y dormía toda la familia.

Para concluir la actividad Sario habló se su experiencia como científica argentina. “Hoy tenemos muchas posibilidades en Argentina. Hacer ciencia es mi pasión, porque uno ama lo que estudia. Investigar es algo que te gusta tanto que le dedicás mucho tiempo, aunque sean muchas horas de trabajo y dedicación”, dijo.

En esta nueva edición de Tecnópolis 2012, organizada por la Unidad Ejecutora Bicentenario de la Secretaría General de la Presidencia de la Nación, el CONICET acompaña institucionalmente con sus investigadores al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva en sus 13 espacios temáticos con propuestas y atracciones para disfrutar, explorar y aprender.

La mega muestra de ciencia, tecnología y arte está situada en un predio de más de 50 hectáreas en la localidad de Villa Martelli, provincia de Buenos Aires. Está abierta de martes a domingo de 12 a 20 hs. con entrada libre y gratuita.