15/10/2013 | TECNÓPOLIS 2013
Sistema respiratorio, la importancia de adoptar hábitos saludables
Científicos del CONICET explicaron el funcionamiento de los distintos sistemas que componen el cuerpo humano.

Luciana Balboa, doctora en química biológica e investigadora asistente del CONICET en el Instituto de Medicina Experimental (IMEX, CONICET-ANM) estuvo presente en la exhibición del Cuerpo Humano en Tecnópolis, el pasado 4 de octubre. Balboa habló con el público sobre la respuesta inmune en la tuberculosis, su trabajo como parte del equipo de investigación en el Instituto.

La muestra del Cuerpo Humano cuenta con distintas salas con más de 50 puntos de exhibición en los que se presentan especímenes tratados mediante un proceso llamado preservación por polímero. En el recorrido se pueden visitar stands del esqueleto humano y de los sistemas muscular, nervioso, digestivo, circulatorio, reproductivo y respiratorio. En este último, la científica explicó en base a las muestras de pulmones sanos y enfermos las diversas patologías que pueden afectar a los órganos del sistema respiratorio y la importancia que tiene su cuidado.

Durante la experiencia, los visitantes se sorprendieron al percibir las notables diferencias entre los estados de los órganos sanos y enfermos. “La inquietud latente de la mayoría estuvo relacionada principalmente con el tabaquismo. Sobre todo con la recuperación del tejido después de haber fumado durante una determinada cantidad de tiempo y cuáles son las conductas que habría que modificar para evitar llegar a ese estado de alteración del tejido”, comentó la científica.

Según Balboa, el público estaba compuesto en su mayoría por familias y contingentes escolares quienes se mostraron muy interesados por el rol del investigador y las tareas que realizan como miembros del CONICET. “En general, los adolescentes tenían más dudas respecto de la profesión en sí misma. Tratamos de desmitificar el rol del investigador como una persona inaccesible o simplemente limitada al saber y hacerlo más cercano. Les explicamos en un lenguaje claro cual es nuestra tarea de todos los días”, afirmó.

Asimismo, la investigadora tuvo la oportunidad de informarles a los visitantes sobre su área de estudio y la temática de su trabajo en el IMEX. “Nosotros estudiamos los mecanismos de defensa del organismo, es decir la respuesta inmune que se genera frente a la infección causada por una bacteria llamada Mycobacterium tuberculosis que puede producir tuberculosis, una enfermedad que afecta principalmente a los pulmones”, explicó Balboa.

La profesional del CONICET aportó datos sobre la situación de la enfermedad en la Argentina. “La infección por Mycobacterium tuberculosis es muy común, mucho más de lo que uno cree, de hecho un tercio de la población mundial esta infectada con la bacteria y entre el 5-10 por ciento de los infectados desarrollan la enfermedad. Es decir que en la mayoría de los casos, estar infectado no implica necesariamente estar enfermo, por lo tanto pretendemos evaluar qué es lo que determina que ciertas personas se infecten y enfermen, mientras que otras no. En nuestro país, a pesar de que se implementan eficientes medidas de tratamiento y diagnóstico, se estiman unos 11 mil casos nuevos por año”, reveló.

Balboa resaltó la importancia de que la población conozca el trabajo que realizan los profesionales de la ciencia. Al respecto sostuvo: “Me pareció una experiencia interesante. Son espacios que deberían fomentarse porque resultan positivos tanto para la comunidad científica como para la gente. Desde la perspectiva de la gente es importante que conozcan más sobre nuestra tarea y además que puedan tener acceso a profesionales especializados para poder evacuar dudas y plantear sus necesidades, mientras que para el científico es una oportunidad para afianzar su compromiso social en la tarea que está desarrollando”.

  • Por María Cecilia Leone.