17/08/2012 | TECNÓPOLIS 2012
Símbolos matemáticos: música para los oídos
Un investigador del CONICET habló sobre la relación que existe entre esta ciencia y diversas disciplinas artísticas
El investigador del CONICET, Pablo Amster, es doctor en matemática y un apasionado de la música

Entre las mesas con juegos que ofrece el espacio Matemática del Ministerio de Ciencia, Tecnología en Innovación Productiva de la Nación en Tecnópolis, el investigador del CONICET Pablo Amster acompañó a los visitantes de la muestra, entre quienes se destacaba gran cantidad de contingentes escolares.

Licenciado y doctor en matemática, Amster trabaja en el Instituto de Investigaciones Matemáticas “Luis A. Santaló” y también es profesor en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA. Se dedica a estudiar las ecuaciones diferenciales, un campo que tiene aplicaciones en áreas muy diversas como física, biología o finanzas.

Según confesó, además de sus tareas como investigador, suele participar activamente de actividades de divulgación científica. “Siempre digo que me gusta hablar con matemáticos, pero también con gente normal”, bromeó el investigador y continuó: “Me parece que es muy importante que haya espacios para mostrar que es posible apasionarse con la matemática, y que puede ser muy divertida”. Con esa premisa pasó una tarde entre las mesas con tableros y fichas de juegos listos para desafiar el ingenio de los participantes.

En este punto, Amster subrayó la estrecha vinculación que existe entre su disciplina y otras artísticas como la plástica, la literatura y la música. “A veces la asociación está desde el contenido, como sucede en los textos de Borges, llenos de ideas matemáticas como el infinito o los laberintos. Pero también se da desde lo conceptual, porque la construcción de un cuento puede ser muy similar al desarrollo de un teorema, por ejemplo”, puntualizó.

Pero el principal hobby de Amster es la música, especialmente tocar la guitarra. Según él mismo expresó, siempre le resultó natural hablar de los aspectos matemáticos que aparecen en la composición, como la formación de la escala o las reglas de la armonía.

Cuestiones de este tipo son las que comparte cada vez que tiene la oportunidad de brindar una charla sobre su campo disciplinar, como sucedió en el lúdico pabellón dispuesto en Tecnópolis. “En general la gente se sorprende al ver que la matemática está allí  en cualquier cosa sobre la que pose la vista”, observó.

 

En esta nueva edición de Tecnópolis 2012, organizada por la Unidad Ejecutora Bicentenario de la Secretaría General de la Presidencia de la Nación, el CONICET acompaña institucionalmente con sus investigadores al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva en sus 13 espacios temáticos con propuestas y atracciones para disfrutar, explorar y aprender.

La mega muestra de ciencia, tecnología y arte está situada en un predio de más de 50 hectáreas en la localidad de Villa Martelli, provincia de Buenos Aires. Se encuentra abierta de martes a domingos, hasta finalizar octubre, de 12 a 20 hs. con entrada libre y gratuita.

Dirección de Relaciones Institucionales