VINCULACIÓN TECNOLÓGICA

Se sigue consolidando la red de Oficinas de Vinculación Tecnológica

Esto permite acercar a los científicos del CONICET de todo el país los servicios provistos por la Dirección de Vinculación Tecnológica.


Mariana Berenstein, Cintia Pin y Germán Stalker, coordinador de la Red de Vinculación Tecnológica. Foto: CONICET Fotografía.

Cintia Pin es la primera responsable de la Oficina de Vinculación Tecnológica del CCT Rosario. De esta forma, científicos y organizadores de los institutos y centros locales podrán contactar directamente a los especialistas en el CCT para conocer las diferentes formas y servicios de protección de propiedad intelectual y herramientas de vinculación con empresas que ofrece la Dirección de Vinculación Tecnológica (DVT).

La DVT actúa como el puente efectivo entre los investigadores y científicos del CONICET con el sector productivo, ya sean empresas, instituciones o universidades, para poder transferir sus desarrollos o capacidades. A partir de la apertura de oficinas de Vinculación Tecnológica en diferentes puntos estratégicos de la Argentina es posible no sólo agilizar los procesos y fomentar el contacto diario con los profesionales, sino además proveer respuestas a nivel local y nacional a diferentes problemáticas regionales.

Para Mariana Berenstein, coordinadora general de la Dirección de Vinculación Tecnológica, “la asociación con el sector productivo es muy ventajosa porque las dos partes tienen capacidades diferentes. Nosotros conocemos muy bien el sistema científico tecnológico, mientras que el sector productivo conoce bien las demandas y desafíos del mercado”.

Guillermo Kaufmann, investigador superior del CONICET y vicedirector del CCT Rosario, explicó a su vez el cambio de paradigma que se está dando en el ámbito del sector científico y dentro del cual la DVT adquiere un rol cada vez más relevante. “Antes, casi el 100 por ciento de los investigadores nos dedicábamos sólo a la producción académica. Sin embargo, de un tiempo a esta parte existe una política de tratar de vincular a la investigación como parte fundamental de los desarrollos tecnológicos”, contó.

En ese contexto, el asesoramiento y acompañamiento provisto por la DVT al investigador durante todo el proceso fundamental para poder consolidar el portfolio de desarrollos, servicios y capacidades del Consejo para poder acercar la respuesta más adecuada – o incluso a medida – a los actores del sector productivo. “Buscamos que todo lo que se produce en el CONICET esté disponible para el sector productivo y social”, concluyó Berenstein.