05/06/2014 | TEATRO Y CIENCIA
Se realizó en Córdoba el primer ciclo de Teatro Científico
Con el subsidio a proyectos de divulgación otorgado por el CONICET, se realizó en Córdoba Hormigas al Poder!
Una escena de Hormigas al Poder!. Foto: gentileza investigadores.

Bernarda y Federica, dos hormigas científicas, ponen manos a la obra para conquistar el mundo y quitarle el poderío que hace siglos detentan los hombres. Para esto recurren a la ayuda de la cucaracha Gregorio y deciden estudiar el comportamiento humano y sus explicaciones neurocientíficas. Con este objetivo, los insectos visitaron cuatro localidades de las sierras de Córdoba y ya hicieron su primera incursión en la ciudad.

Con la dirección de Hugo Carrer, se conformó un equipo multidisciplinario que, en conjunto con el grupo Tacurú Teatro, llevó a cabo este proyecto. El Primer Ciclo de Teatro Científico Trashumante: Hormigas al Poder! se presentó durante todo enero de 2014 en diferentes puntos de las sierras cordobesas con cientos de espectadores. María Gabriela Paglini, investigadora independiente de CONICET del Instituto de Investigaciones Médicas Mercedes y Martín Ferreyra (INIMEC – CONICET – UNC) y María Victoria Pisano cuentan cómo fue el proceso.

¿Cómo se creó Hormigas al Poder!? ¿De dónde salió la idea?

MVP – A partir de una Especialización en Comunicación Pública de la Ciencia, se contactaron Mariela López Cordero, que es comunicadora, y Franco Mir, que es Biólogo, doctorando en Neurociencias y miembro de los Jóvenes Investigadores en Neurociencias (JIN). Además Franco es actor, entonces, aprovechando todos estos saberes se les ocurrió hacer algo que es bastante nuevo y en Argentina se hace muy poco: teatro científico. Así fue que se acercaron con la propuesta a los JIN y a la Sociedad Argentina de Neurociencias (SAN). Esta impronta interdisciplinaria se mantuvo a lo largo de todo el proyecto y es una de las cosas que más lo enriqueció.

MGP – Como gran parte de los JIN han nacido en el INIMEC y siempre cuentan con la institución para realizar sus actividades, el nexo fue casi obvio. Siempre se apoyaron las actividades de divulgación realizadas desde JIN porque, aunque en una primera instancia eso implique restarle algún tiempo al laboratorio, pensamos que se gana muchísimo en la formación de los becarios.

¿A quién se quería llegar con esta obra?

MVP – El objetivo de los JIN siempre fue hacer divulgación hacia la sociedad en general. Pero en todas nuestras iniciativas nos costaba mucho salir del ambiente académico o, como mucho, de las escuelas. Por eso surgió esta idea de un formato diferente que se desarrolla en la calle, en lugares turísticos, donde la gente pasa caminando y no necesariamente buscando ver la obra.

¿Qué temas trata la obra?

MVP – Las hormigas, para conquistar el mundo empiezan analizando los diferentes tipos de aprendizajes y de memorias, qué es el olvido, cuales son las áreas del cerebro que están implicadas… tocan todos los temas claves del marco teórico básico de aprendizaje y memoria, de una forma muy resumida y ejemplificándolos.

¿Por qué les parece importante divulgar neurocencias?

MVP – Es un deber y una responsabilidad que deberíamos asumir todos los que de alguna manera hacemos ciencia: abrir las puertas del laboratorio y comunicar lo que uno hace a la sociedad que, en última instancia, es la que posibilita nuestra labor. Si el conocimiento que se genera ‘muere entre cuatro paredes’, o sólo llega a unos pocos, no tiene sentido.

MGP – Además es importante estimular las vocaciones científicas y desmitificar el papel del científico, para que se sepa que no somos necesariamente eruditos y que tenemos una vida como cualquier otra persona.

¿Cómo fue el proceso de escritura del guión?

MVP – Los JIN les dábamos charlas acerca de diversos temas relacionados con lo que estudiamos y a partir de eso el grupo Tacurú hacía preguntas, seleccionaba las aristas que les parecían más interesantes, trataba de relacionarlas con situaciones cotidianas y de hacer el cambio de lenguaje.

¿Qué les pareció cuando vieron la obra?

MGP – Cuando la vi en el preestreno en el INIMEC me encantó. El lenguaje utilizado para abordar contenidos muy técnicos, corría con fluidez y naturalidad. Se puede ver todo el trabajo previo, ya que los actores no tienen la posibilidad de improvisar ni cambiar mucho el texto ante alguna contingencia. Esta primera función fue muy importante porque se realizó ante científicos y artistas y, luego, fue posible un feedback, para poder chequear tanto los contenidos como las formas. Y para mí, eso es la “garantía de calidad” que tiene la obra.

MVP – Como sólo participamos en una parte del proceso era para nosotros una incógnita pensar en cómo a partir del contenido se puede hacer algo divertido, dinámico, para todo público, fácilmente ‘montable’ en un ambiente como el de las sierras, donde puede pasar cualquier cosa, con la gente, el viento, el ruido ambiente… y la verdad es que el producto fue impecable.

¿Cómo continúa el proyecto?

MGP – El proyecto inicial contempla tres obras, con el mismo argumento y los mismos personajes, pero tocando distintos temas. Ésta fue acerca de memoria y aprendizaje. Las siguientes serán de droga y cerebro y diferenciación sexual del cerebro, cuyos guiones ya se están comenzando a escribir.

Este proyecto recibió un subsidio del Concejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), el apoyo de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y la Secretaría de Ciencia y Técnica (SECyT) de la misma casa de estudio. Además contó con el aval de la Sociedad Argentina de Neurociencias (SAN) y el Doctorado en Neurociencias (UNC).

  • Por Mariela López Cordero. CCT Córdoba.
  • Sobre el proyecto:
  • Hugo F. Carrer
  • Gabriela Paglini. INIMEC (IMMF-CONICET-UNC)
  • Franco R. Mir.  INIMEC.
  • M. Victoria Pisano. INIMEC.
  • Lisandro Laurino
  • Juan Perotti
  • Noelia Maldonado
  • Emilio Zamponi
  • Mariela López Cordero. CCT Córdoba
  • Tacurú Teatro (Visite su página de Facebook haciendo click aquí)
  • Actores: Franco Mir, Jimena Ghisolfi y Vreni Schindler
  • Comunicación científica y prensa: Mariela López Cordero
  • Dramaturgia: Tacurú Teatro
  • Asesoría científica: JIN
  • Técnica: David Mecoli y Pablo Ahumada
  • Vestuario: Rafael Taborda
  • Música original: Maximiliano Navarro y Antonio Sanchez
  • Animación y proyecciones: Jeremías Di Pietro