NOTICIAS INSTITUCIONALES

Se proyectó el film “Argentina, 1985” en el Centro Cultural de la Ciencia

La actividad fue impulsada por la Comisión de la Memoria del CONICET y contó con un diálogo abierto con Miguel Laborde y su familia, víctimas de la última dictadura cívico militar.


Se proyectó el film "Argentina, 1985" en el Centro Cultural de la Ciencia.
Se proyectó el film "Argentina, 1985" en el Centro Cultural de la Ciencia.
Se proyectó el film "Argentina, 1985" en el Centro Cultural de la Ciencia.

En el Auditorio del Centro Cultural de la Ciencia (C3) se realizó la proyección de la Película “Argentina, 1985” en el marco de las acciones de «Memoria, Verdad y Justicia»
que lleva a cabo la Comisión de la Memoria del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). Además, se realizó un diálogo con Miguel Laborde y su familia, víctimas de la última dictadura cívico-militar.

El espacio de diálogo fue moderado por el coordinador de la Comisión, Santiago Garaño, quien compartió que fue Miguel Laborde quien propuso la proyección de la película como un sentido “homenaje a las personas desaparecidas y asesinadas en la última dictadura cívico-militar y contribuir, de esa manera, con la reparación histórica que el CONICET está llevando adelante”.

Miguel Laborde agradeció a quienes se sumaron a la proyección y destacó la importancia de que sean los y las jóvenes quienes la pongan en debate, como también la necesidad de entenderla como una ficción a pesar de la verosimilitud de los acontecimientos.

En la película se evidencian varios testimonios, resaltando el de Adriana Calvo de Laborde quien estando secuestrada dio a luz a Teresa, su hija menor, en un patrullero mientras era trasladada al centro clandestino Pozo de Banfield. Su testimonio, como tantos otros, están guardados en el Archivo General de la Nación. De esta manera, Adriana llegó a ser no solo una de las sobrevivientes en declarar en el Juicio a las Juntas Militares sino que se propuso luchar por los derechos humanos y la justicia en dicha causa y en 1984 fundó la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos (AEDD). 

En este marco, Miguel Laborde aseguró: “Lo que hicimos nosotros como familia impulsados por Adriana, fue ser denunciantes de todos los juicios que vinieron después, porque más allá de la debilidad de las sentencias se abrió una puerta para que se siga investigando. Todos estos avatares que se producen en la búsqueda de justicia, hacen que, por ejemplo, recién se estén iniciando los juicios por el Pozo de Banfield y de Quilmes, donde mis hijas actúan como testigos. La historia no es lineal, como me decía mi director de tesis, circula por numerosos caminos, incluso por los prohibidos”.

Por su parte, Martina, la hija mayor de Adriana Calvo de Laborde y Miguel Laborde, reconoció la fortaleza y emoción que le genera el testimonio de la figura de su madre y mencionó que hubo un error involuntario en el largometraje que asegura que luego de la liberación de Adriana, ella y su familia se fueron exiliados del país, pero esto no fue así. Tanto Adriana como Miguel decidieron quedarse. “Mis viejos, como un acto político, deciden no irse, se quedaron y tuvieron la entereza y la convicción de ir a testimoniar en la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP) y después también a los juicios. Nunca dejaron de luchar para tener un país más justo”.

“Argentina, 1985” es un film del director Santiago Mitre y se centra en la historia real de los fiscales Julio César Strassera y Luis Moreno Ocampo quienes, a mediados de la década de los ´80, fueron los encargados de investigar y llevar a juicio a los principales responsables del autoproclamado Proceso de Reorganización Nacional.

La actividad fue impulsada por la Comisión de la Memoria del CONICET y organizada por la Dirección de Relaciones Institucionales del Consejo junto al Centro Cultural de la Ciencia. La misma fue abierta a público general y también participaron integrantes del CONICET, el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación y la Agencia I+D+i.

Volver a Actividades de la Comisión de la Memoria