98ª Reunión Nacional

Salvarezza disertó en el Congreso de la Asociación Física Argentina

Participó del debate acerca de cómo debe comportarse el mundo científico frente a los desafíos que plantea la industria y la producción.


Alberto Lamagna, Lino Barañao y Roberto Salvarezza durante el congreso. Foto gentileza: Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva

El presidente del CONICET, Roberto Salvarezza, estuvo junto al ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación, Lino Barañao, en la mesa “Desafíos para la articulación de la ciencia y la tecnología en la última década” realizado en el Centro Atómico Bariloche de dicha ciudad.

Realizada en el marco de la 98ª Reunión Nacional de la Asociación Física Argentina, Salvarezza destacó las acciones que se llevan a cabo en el CONICET para promover la transferencia del conocimiento.

En tal sentido, se pronunció a favor de que los “buenos investigadores puedan involucrarse en proyectos” productivos y consideró importante que “el investigador reconozca que su trabajo puede tener un valor económico”.

Además, resaltó la necesidad de continuar con la creación de instancias de articulación en el CONICET orientadas a una mayor articulación entre la investigación básica y la aplicada.

Y puntualizó que “la ciencia debe servir al desarrollo nacional, por eso la apertura a la transferencia del conocimiento que se ha dado en sectores como salud, ciencias sociales o tecnología” en los últimos años.

En la mesa en la que también participaron el gerente de Área de Investigaciones y Aplicaciones No Nucleares de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), Alberto Lamagna; el director general de YPF Tecnología, Gustavo Bianchi; y el gerente del Área de Proyectos Aeroespaciales y Gobierno de INVAP, Tulio Calderón, tuvo lugar el debate acerca de la integración entre la ciencia y la industria.

“El mundo de la ciencia y el de la producción son difíciles de acoplar”, reconoció el presidente del CONICET, quien intercambió opiniones acerca de cómo complementar la producción de ‘papers’ con el mundo productivo, sin perder la calidad de la investigación y sus beneficios.

Por su parte, Gustavo Bianchi hizo hincapié en la conformación de Y-TEC, creada entre YPF y el CONICET, en cuanto a que es necesaria una articulación entre el lenguaje de la ciencia y la tecnología con el de la industria y el negocio. Se refirió a que esta empresa se propone ser líder internacional en desarrollos de hidrocarburos no convencionales, un área donde hay muchísimo para investigar y aplicar.

Visita al nuevo edificio del CCT Comahue

En la visita realizada a la ciudad del Bariloche, el ministro Lino Barañao y el presidente del CONICET, Roberto Salvarezza, visitaron las obras de adecuación del nuevo edificio del Centro Científico Tecnológico CONICET – COMAHUE. En esta oportunidad mantuvieron una reunión con la directora del CCT, María Rosa Giraudo; los directores del INIBIOMA y del IIDyPCa, Víctor Cussac y José Luis Lanata; el coordinador de la Unidad de Administración Territorial, Raúl Rubiños; y la responsable de la Oficina de Vinculación Tecnológica, Silvia Brizzio.

Allí se destacó la importancia de la presencia del CONICET en la región, sin antecedentes previos a la creación de los institutos de doble dependencia con las universidades (INIBIOMA y el IDEPA con la Universidad del Comahue, y el IIDyPCa con la Universidad de Río Negro), resultando la misma indispensable en una región con una enorme presencia de científicos y de instituciones de ciencia y tecnología.