05/08/2013 | CICLO DE SEMINARIOS – CNEA
Roberto Salvarezza disertó sobre la actualidad del CONICET
En la Comisión Nacional de Energía Atómica habló sobre las realidades y los desafíos que enfrenta el organismo.
Presidente del CONICET Dr. Roberto Salvarezza Foto: gentileza CNEA Fotografía

En el marco del ciclo de Seminarios de la CNEA, los cuales proponen la participación de un destacado profesional para exponer acerca de cuestiones de interés para la comunidad científica, el presidente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) disertó sobre “Realidades y Desafíos”.

Durante su exposición, Salvarezza presentó las cifras de los últimos 10 años de un Consejo que en 2003 tenía aproximadamente 3.800 investigadores, unos 2.350 becarios y un presupuesto de 236 millones de pesos. Para luego mostrar la realidad de este CONICET que cuenta con 7.550 investigadores, 9.100 becarios, junto a profesionales y técnicos de apoyo y administrativos.

“En esta década el presupuesto del Consejo se incrementó 12 veces, alcanzando los 2.889 millones de pesos”, indicó Salvarezza quien en un recorrido por las estadísticas y proyectos compartió la evolución y el crecimiento del organismo.

En relación a la formación de recursos humanos calificados, destacó el salto en la cantidad de doctores formados y apuntó que “se debe al cambio en las políticas de ingreso que se generaron en el 2003; se abrió el CONICET, se abrió el ingreso y se pasó de 300 a 1.000 doctores formados”.

En su alocución, indicó que el 90 por ciento de las Unidades Ejecutoras (UE) del CONICET son de doble dependencia con Universidades Nacionales, a las cuales en 2012 el organismo destinó más de 2.100 millones pesos de su presupuesto.

Según estadísticas internacionales Argentina ocupa un puesto importante no solo en lo referente al volumen y calidad de su producción científica sino también en cuanto a innovación a nivel mundial según surge de los análisis publicados en Scientific American y World Intellectual Property Organisation, respectivamente.

Mencionó que un punto importante sobre la política del CONICET de estos últimos años es la transferencia de conocimiento que se realiza a través de convenios y servicios. En el caso de los Servicios Técnicos de Alto Nivel (STAN), generados por el Consejo, explicó que “durante el 2012 se brindaron 2.000 servicios con 1.000 contratantes, de los cuales el 63 por ciento son pequeñas y medianas empresas nacionales”, distinguiendo así la importancia de la transferencia para lograr un impacto económico y social.

Por último, en referencia a su actual desempeño como presidente del Consejo, expresó su decisión de aceptar el desafío porque consideró que “era un momento especial en cuanto a la Ciencia y la Tecnología en el país”. En su opinión “es la primera vez en mucho tiempo que la actividad se valora desde el Estado”.

Para finalizar graficó que el CONICET tiene 300 mil metros cuadrados en edificaciones y están haciendo a nuevo 120 mil metros. “Desde que yo entré en el CONICET, en el año `77, nunca se hicieron tantas obras”, resaltó.