DIVULGACION CIENTIFICA

Profesionales del CONICET participaron de un programa de manejo para preservar arte rupestre

Se trata del sitio arqueológico Lago Epuyén, Chubut, que sufrió daños vandálicos hace tres años.


Bellelli

Cristina Bellelli, investigadora independiente del CONICET en el Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano (INAPL) Ministerio de Cultura de la Nación, junto a su equipo, estuvo a cargo de la implementación de un plan de manejo para el sitio arqueológico con arte rupestre denominado Lago Epuyén, Chubut, por pedido de la Municipalidad, y que incluyó medidas de protección y de gestión para uso público.

El trabajo estuvo enmarcado en varios proyectos financiados y aprobados por el CONICET, la Universidad de Buenos Aires, la Agencia Nacional de Investigación Científica y Tecnológica del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación, y contó con el apoyo del INAPL.

El sitio Lago Epuyén, denominado Piedra Pintada por los lugareños, despierta un gran interés entre los visitantes, que encuentran en sus costas la posibilidad de turismo recreativo, y pesca deportiva de salmónidos. La zona está dentro del Área de Reserva Natural Intangible del Parque Municipal Puerto Bonito. La región de la cual forma parte esta área protegida es la denominada Comarca Andina del Paralelo 42º que se encuentra al noroeste de la provincia del Chubut.

La masiva visita de turistas produjo ciertos impactos negativos sobre las pinturas como rayados y grafiti intencionales y pozos en los sedimentos depositados al pie del bloque que pueden contener evidencia arqueológica. Además, la zona está expuesta a incendios forestales.

“El valor principal de estas pinturas es que constituyen un testimonio de los pueblos originarios del pasado que fueron los productores de las mismas”, resalta la investigadora.

Bellelli, junto a su equipo de arqueólogas, y la directora de Ambiente y Turismo de Epuyén, Patricia Riquelme, elaboraron un plan de manejo que se basó en la realización de dos carteles interpretativos con información arqueológica y de conservación; la construcción de un entarimado frente al bloque de pinturas para la correcta visualización de las mismas que actúa además como barrera para evitar la aproximación del visitante a la roca; la implementación de un libro de visitantes que también resultaría una medida adecuada para prevenir grafitis en los paneles de pinturas rupestres; la ejecución de un plan de monitoreo y seguimiento; y la comunicación de las acciones a los distintos actores que interactúan en la zona.

“Es importante resaltar cómo desde las ciencias humanas y sociales se aplican los resultados de la investigación básica en la realización de instrumentos que, además de proteger el patrimonio, tienen inmediata aplicación en turismo y la recreación”, comenta Bellelli, quien trabaja en la región desde hace 20 años con herramientas de protección y gestión en sitios arqueológicos con arte rupestre desde el sur de Bariloche hasta el norte de Esquel. Además, se investigó el modo de vida de los primeros pobladores en El Hoyo, provincia de Chubut, quienes habitaron en la zona desde hace 1.200 años.

“El objetivo fue implementar una medida de manejo tendiente a reducir el impacto actual que afecta a las pinturas y los daños vandálicos que se aprecian sobre ellas. Además, nos enfocamos en desarrollar una experiencia que pueda servir de base para su aplicación en otros sitios arqueológicos con demanda para su visita turística organizada dentro de Áreas Protegidas provinciales y municipales de Chubut”, cierra Bellelli.

 

 

  • Por Douglas Mac Donald

 

SOBRE INVESTIGACION

  • Cristina Bellelli. Investigadora independiente del CONICET. INAPL.
  • Mercedes Podestá. INAPL.
  • Soledad Caracotche. Responsable del patrimonio arqueológico de la delegación Patagonia de la Administración de Parques Nacionales.