12/08/2016 | CIENCIAS EXACTAS Y NATURALES
Preservar el pasado para cuidar el futuro
En la provincia de Chubut es frecuente encontrar fósiles. ¿Qué hacemos en caso de encontrar uno? ¿Cómo colaboramos con la conservación del patrimonio paleontológico?
Trabajo de campo en Punta Alt, península Valdés, Chubut. Foto: gentileza investigadora.

Por María Teresa Dozo*

¿Cuál es la contribución de los estudios paleontológicos a la sociedad? Los yacimientos y los fósiles que en ellos se encuentran constituyen testimonios únicos e irreproducibles que documentan la historia de la vida y de los ambientes en la corteza terrestre.

La alteración por parte del hombre de su estado natural puede significar la pérdida definitiva de información fundamental para el avance del conocimiento. En la Argentina, particularmente en la región patagónica, el patrimonio paleontológico ocupa un lugar de privilegio a nivel mundial, tanto la variedad, calidad y cantidad de restos fósiles como por la amplia secuencia temporal comprendida en sus sedimentos.

En el área patagónica es frecuente encontrar material fósil y de hecho ocurre a menudo, por eso es importante contribuir desde la ciencia en general y desde la Paleontología en particular a la conservación y la preservación.

Entre sus objetivos esenciales, la Paleontología intenta describir la biodiversidad del pasado, es decir todos los microorganismos, plantas y animales que han existido desde el origen de la vida hace 3.500 millones de años. En este sentido los estudios sistemáticos y filogenéticos aportan la información clave para entender cómo vivieron esos organismos. Además, conociendo la edad de las rocas en que se encuentran los fósiles, se puede establecer la secuencia de cambios que acompañan la historia de la vida sobre la Tierra.

En el ámbito académico la Paleontología es relevante no sólo por el descubrimiento de nuevos organismos y aporte de nuevos conocimientos sino además por el desarrollo de nuevas ideas científicas que han de ser exploradas. Adicionalmente, el estudio de las formas de vida pasadas es clave para entender los cambios climáticos que ocurrieron y puede dar idea de los cambios futuros en el contexto de un planeta en continuo cambio climático.

 

¿Qué puede hacer si encuentra un fósil?

Un fósil es un material sumamente frágil y delicado. Pese a que ha sobrevivido millones de años, eso se debe a que estaba protegido por el sedimento que lo contenía. Cuando queda expuesto, si pasa mucho tiempo o se lo trata sin cuidado, inevitablemente se destruirá.

Contrariamente a lo que sucede con las plantas y los animales vivientes, cuando se destruye un fósil se puede destruir el único ejemplar que se preservó de esa especie, y con él se perdería un eslabón muy importante en el conocimiento de la evolución. Por ello, si usted encuentra uno de estos restos, no trate de extraerlo ni de descubrirlo. Su extracción sin análisis del sitio significa la pérdida del contexto en el cual el fósil se ha preservado y con ello la imposibilidad de conocer su edad y el paleoambiente donde vivió y fue sepultado.

Por ello es importante conocer con precisión el lugar, el tipo de sedimentos en que está, y si es posible, tener un esquema o tomar una fotografía. Si los encuentra, comuníquese luego con alguna institución cercana especializada en el tema, es decir Museos, Centros de Investigación, Universidades, etc.

 

¿Existe legislación que proteja a los fósiles?

Argentina cuenta con un nutrido cuerpo legal destinado a la protección y conservación de los fósiles. La provincia del Chubut cuenta, en particular, con la Ley Provincial XI – N° 11 sobre: “Régimen sobre ruinas y yacimientos arqueológicos, antropológicos y paleontológicos”, cuya Autoridad de Aplicación es la Secretaría de Cultura.

*María Teresa Dozo es investigadora independiente del CONICET y Doctora en Ciencias Naturales, egresada en la Facultad de Ciencias Naturales y Museo. Universidad Nacional de La Plata (UNLP). Actualmente es la Directora del Instituto Patagónico de Geología y Paleontología (IPGP,CONICET-CENPAT) en Puerto Madryn, Chubut.