INVESTIGADORES
CABALERI nora Graciela
congresos y reuniones científicas
Título:
Caracterización paleoambiental de la Formación Calabozo, Cuenca Neuquina, provincia de Mendoza
Autor/es:
CLAUDIA ARMELLA; CABALERI, NORA; CAGNONI, MARIANA; RAMOS, ADRIANA; VALENCIO, SUSANA; HÉCTOR PANARELLO
Lugar:
C.A. de Buenos Aires
Reunión:
Simposio; II Simposio Argentino del Jurásico; 2005
Institución organizadora:
Instituto de Geocronología y Geología Isotópica (INGEIS)
Resumen:
Se realizaron estudios sedimentológicos y geoquímico-isotópicos en las calizas marinas jurásicas de la Formación Calabozo (Cuenca Neuquina, sudoeste de Mendoza) para reconstruir su historia paleoambiental. El episodio transgresivo eocaloviano modeló el sustrato representado por facies de planicies deltaicas (Formación Lajas), en la faja comprendida entre el oeste de Malargüe y el sur de Bardas Blancas. Durante el subsecuente highstand se desarrollaron parasecuencias progradantes en la amplia rampa carbonática caloviana, afectada por fluctuaciones del nivel del mar. El análisis de distintos perfiles permitió identificar, al oeste de Bardas Blancas, las facies representativas de los subambientes de rampa externa, media e interna. En la sección aflorante en el río Potimalal se reconocieron claramente los tres subambientes de la rampa  homoclinal, mientras que en el arroyo La Vaina sólo aflora la rampa interna con facies marginales. Al oeste de Malargüe, los tres subambientes de rampa se identificaron en la sección del arroyo Serrucho, mientras que en la zona del arroyo El Plomo dominaron los subambientes de rampa media e interna con complejos de barreras y facies intermareales a supramareales. La evolución paleoambiental de la Formación Calabozo indica el progresivo aislamiento de la cuenca que originó condiciones de hipersalinidad (Formación Tábanos). Para los estudios geoquímico-isotópicos se seleccionaron aquellas muestras con menor evidencia petrográfica de modificaciones postdeposicionales. Los análisis fueron realizados sobre roca total. La relación Mn/Sr y los contenidos de Fe se utilizaron como indicadores geoquímicos. Los procesos diagenéticos producen normalmente pérdida de Sr y enriquecimiento en Mn (Fe). En la secuencia del arroyo El Plomo, las calizas de facies más profundas son las mejor preservadas de acuerdo con los parámetros geoquímicos y su ä13C media es de -2.0‰ V-PDB, en concordancia con el rango estimado para carbonatos marinos no alterados del Caloviano. Hacia los niveles superiores se observaron modificaciones postdeposicionales relacionadas con fluidos diagenéticos, más activos en los bancos de alta energía que contienen material biogénico retrabajado. Los factores ambientales determinaron las variaciones en ä13C, indicando la presencia de ciclos somerizantes con episodios recurrentes de oxidación de materia orgánica, exposición subaérea y evaporación. Las calizas del arroyo La Vaina presentan mayores cambios postdeposicionales que las de la secuencia del arroyo El Plomo, como se evidencia en los parámetros geoquímicos y en las ä13C más empobrecidas. Parte del enriquecimiento relativo en 12C de estos carbonatos podría atribuirse a su posición marginal en la cuenca. En ambas secciones las ä18O indican la interacción postdeposicional con fluidos empobrecidos. Sin embargo, en cada localidad, los valores muestran un patrón de variación que refleja claramente las condiciones ambientales en el momento de depositación de los carbonatos. Las relaciones 87Sr/86Sr determinadas en muestras de diferentes perfiles de la Formación Calabozo presentan, en general, valores levemente superiores (Xmedio: 0.706970) a los correspondientes al Caloviano. Este incremento en las relaciones de estroncio indicaría la modificación postdeposicional de la señal isotópica primaria. Se destaca la buena concordancia entre los estudios sedimentológicos y geoquímico-isotópicos que permitieron la reconstrucción de las condiciones paleoambientales durante la depositación carbonática caloviana. highstand se desarrollaron parasecuencias progradantes en la amplia rampa carbonática caloviana, afectada por fluctuaciones del nivel del mar. El análisis de distintos perfiles permitió identificar, al oeste de Bardas Blancas, las facies representativas de los subambientes de rampa externa, media e interna. En la sección aflorante en el río Potimalal se reconocieron claramente los tres subambientes de la rampa  homoclinal, mientras que en el arroyo La Vaina sólo aflora la rampa interna con facies marginales. Al oeste de Malargüe, los tres subambientes de rampa se identificaron en la sección del arroyo Serrucho, mientras que en la zona del arroyo El Plomo dominaron los subambientes de rampa media e interna con complejos de barreras y facies intermareales a supramareales. La evolución paleoambiental de la Formación Calabozo indica el progresivo aislamiento de la cuenca que originó condiciones de hipersalinidad (Formación Tábanos). Para los estudios geoquímico-isotópicos se seleccionaron aquellas muestras con menor evidencia petrográfica de modificaciones postdeposicionales. Los análisis fueron realizados sobre roca total. La relación Mn/Sr y los contenidos de Fe se utilizaron como indicadores geoquímicos. Los procesos diagenéticos producen normalmente pérdida de Sr y enriquecimiento en Mn (Fe). En la secuencia del arroyo El Plomo, las calizas de facies más profundas son las mejor preservadas de acuerdo con los parámetros geoquímicos y su ä13C media es de -2.0‰ V-PDB, en concordancia con el rango estimado para carbonatos marinos no alterados del Caloviano. Hacia los niveles superiores se observaron modificaciones postdeposicionales relacionadas con fluidos diagenéticos, más activos en los bancos de alta energía que contienen material biogénico retrabajado. Los factores ambientales determinaron las variaciones en ä13C, indicando la presencia de ciclos somerizantes con episodios recurrentes de oxidación de materia orgánica, exposición subaérea y evaporación. Las calizas del arroyo La Vaina presentan mayores cambios postdeposicionales que las de la secuencia del arroyo El Plomo, como se evidencia en los parámetros geoquímicos y en las ä13C más empobrecidas. Parte del enriquecimiento relativo en 12C de estos carbonatos podría atribuirse a su posición marginal en la cuenca. En ambas secciones las ä18O indican la interacción postdeposicional con fluidos empobrecidos. Sin embargo, en cada localidad, los valores muestran un patrón de variación que refleja claramente las condiciones ambientales en el momento de depositación de los carbonatos. Las relaciones 87Sr/86Sr determinadas en muestras de diferentes perfiles de la Formación Calabozo presentan, en general, valores levemente superiores (Xmedio: 0.706970) a los correspondientes al Caloviano. Este incremento en las relaciones de estroncio indicaría la modificación postdeposicional de la señal isotópica primaria. Se destaca la buena concordancia entre los estudios sedimentológicos y geoquímico-isotópicos que permitieron la reconstrucción de las condiciones paleoambientales durante la depositación carbonática caloviana. highstand se desarrollaron parasecuencias progradantes en la amplia rampa carbonática caloviana, afectada por fluctuaciones del nivel del mar. El análisis de distintos perfiles permitió identificar, al oeste de Bardas Blancas, las facies representativas de los subambientes de rampa externa, media e interna. En la sección aflorante en el río Potimalal se reconocieron claramente los tres subambientes de la rampa  homoclinal, mientras que en el arroyo La Vaina sólo aflora la rampa interna con facies marginales. Al oeste de Malargüe, los tres subambientes de rampa se identificaron en la sección del arroyo Serrucho, mientras que en la zona del arroyo El Plomo dominaron los subambientes de rampa media e interna con complejos de barreras y facies intermareales a supramareales. La evolución paleoambiental de la Formación Calabozo indica el progresivo aislamiento de la cuenca que originó condiciones de hipersalinidad (Formación Tábanos). Para los estudios geoquímico-isotópicos se seleccionaron aquellas muestras con menor evidencia petrográfica de modificaciones postdeposicionales. Los análisis fueron realizados sobre roca total. La relación Mn/Sr y los contenidos de Fe se utilizaron como indicadores geoquímicos. Los procesos diagenéticos producen normalmente pérdida de Sr y enriquecimiento en Mn (Fe). En la secuencia del arroyo El Plomo, las calizas de facies más profundas son las mejor preservadas de acuerdo con los parámetros geoquímicos y su ä13C media es de -2.0‰ V-PDB, en concordancia con el rango estimado para carbonatos marinos no alterados del Caloviano. Hacia los niveles superiores se observaron modificaciones postdeposicionales relacionadas con fluidos diagenéticos, más activos en los bancos de alta energía que contienen material biogénico retrabajado. Los factores ambientales determinaron las variaciones en ä13C, indicando la presencia de ciclos somerizantes con episodios recurrentes de oxidación de materia orgánica, exposición subaérea y evaporación. Las calizas del arroyo La Vaina presentan mayores cambios postdeposicionales que las de la secuencia del arroyo El Plomo, como se evidencia en los parámetros geoquímicos y en las ä13C más empobrecidas. Parte del enriquecimiento relativo en 12C de estos carbonatos podría atribuirse a su posición marginal en la cuenca. En ambas secciones las ä18O indican la interacción postdeposicional con fluidos empobrecidos. Sin embargo, en cada localidad, los valores muestran un patrón de variación que refleja claramente las condiciones ambientales en el momento de depositación de los carbonatos. Las relaciones 87Sr/86Sr determinadas en muestras de diferentes perfiles de la Formación Calabozo presentan, en general, valores levemente superiores (Xmedio: 0.706970) a los correspondientes al Caloviano. Este incremento en las relaciones de estroncio indicaría la modificación postdeposicional de la señal isotópica primaria. Se destaca la buena concordancia entre los estudios sedimentológicos y geoquímico-isotópicos que permitieron la reconstrucción de las condiciones paleoambientales durante la depositación carbonática caloviana. Esta investigación fue financiada por el proyecto PIP-CONICET 5712 y PEI 6461