BECAS
MARITANO Ornella
congresos y reuniones científicas
Título:
Memoria y género. El recuerdo como objeto de estudio
Autor/es:
MARITANO, ORNELLA
Reunión:
Congreso; V Congreso Género y Sociedad: "Desarticular entramados de exclusión y violencias, tramar emancipaciones colectivas"; 2018
Institución organizadora:
Facultad de Filosofía y Humanidades y Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Córdoba
Resumen:
sta ponencia tiene como objeto poner en discusión y compartir las categorías con las que estoy abordando, en un estadio inicial de mi tesis doctoral, el problema de investigación planteado para realizar la tesis del doctorado en Estudios de Género. La motivación de compartirlo, en estado incipiente, se funda en una apuesta a la construcción colectiva de saberes. Para ello el recorrido propuesto será el siguiente: presentación del problema de investigación, enunciación de los posicionamientos epistémicos que constituyen mi punto de partida, explicitación de las categorías propuestas y el planeo de preguntas, interrogantes y posibles lineas de abordaje. La pregunta que guía mi investigación es la siguiente: ¿de qué manera se configuran/reconfiguran los cautiverios de las mujeres a través de la experiencia dentro de la Cárcel del Buen Pastor? Con ella pretendo analizar las características que asumieron los cautiverios de las mujeres que habitaron la Cárcel de Mujeres del Buen Pastor durante los años 1966-1989. El punto de partida epistémico es, antes que nada, la co-construcción de conocimientos, el convencimiento de que el conocimiento científico se construye en diálogo. En diálogos con aquellxs que vienen construyendo conocimiento a lo largo del tiempo y con aquellxs contemporánexs, preferiblemente próximos en el espacio también, y con lxs sujetxs que construyen saberes y conocimiento por fuera de los ámbitos académicos. Parto también de la aseveración de que todo saber que se genera tributa a los puntos de vista de quien lo construye: teoría del punto de vista. Entiendo también que la construcción de conocimientos es situada, y con ello destaco, en esta investigación en particular, que el punto de vista no debe ser sólo el del investigador, sino el de lxs sujetxs investigadxs también. Una categoría central que se desglosará es la de cautiverios tomada de Marcela Lagarde (2014). La autora utiliza esa categoría para ?sintetiza[r] el hecho cultural que define a las mujeres en el mundo patriarcal: se concreta políticamente en la relación específica de las mujeres con el poder y se caracteriza por la privación de la libertad? (2014:151). Si bien en la propuesta de la autora citada la categoría es empleada para describir la situación de las mujeres en general, ya que ?las mujeres viven en cautiverio como individuos y cómo género, de las más diversas formas y en los más variados grados y niveles? (2014, 158), el concepto es aplicable al caso de la reclusión de las mujeres en una institución penal, ?los alcances del poder de sujeción de las mujeres se reducen o se acrecientan de acuerdo con la posición de clase, y con la posesión de otros atributos del poder emanado de situaciones sociales y culturales diferentes? (2014:158). En su estudio, la autora recupera diversos casos de mujeres que viven en distintos cautiverios: las madresposas, las locas, las monjas y las presas. Todas ellas cautivas, además, por su condición de género. La necesidad de re-discutir las categorías, de someterlas a discusión, de poder generar diálogos con otros saberes enriquecen el trabajo de construcción de conocimiento. En línea con ello presentaré algunas preguntas: ¿cómo construyo/reconstruyo esos cautiverios? es decir, a través de qué aspectos, ¿cómo abordar aquello que se recuerda: como discurso, como imagen, como acciones? y ¿cómo recuperar esos cautiverios de manera que impliquen una ruptura en el continuum de la historia (Benjamin, 2008)? Y presentaré algunas respuestas que estoy ensayando. Un abordaje de la performatividad del lenguaje (Butler, 2004), privilegiando un estudio de la memoria por sobre el de historia; decisión que se funda en el hecho de advertir la posibilidad de un acercamiento más cauteloso a los testimonios de lxs entrevistadxs, dialogando con la subjetividad que los relatos contienen, descartando la invalidación de los mismos en su carácter de verdadero o no. La memoria es una construcción, la transmisión se organiza en torno a lo dicho y a las omisiones, el olvido también comunica; ello permite una aproximación a indagar los modos en que opera la performatividad, pues los relatos no solo dicen, también hacen, contienen actos de justificación, de negación, ajustes de cuentas, etc; recogen a su vez el paso del tiempo, con la densidad de su sucesos. El hecho de optar por memorias da lugar a dejar de lado la rigurosidad del dato histórico en favor de la experiencia. Segunda línea de desarrollo que pretendo poner en discusión, la noción de experiencia que propone Scott (1999). Entiendo plausible retomar la categoría ya que brinda la posibilidad de un diálogo con las memorias/narraciones de lxs entrevistadxs. Siguiendo a Scott, centrarnos en la experiencia implica asumir que las categorías de análisis son contextuales, disputadas y contingentes. Requiere historizar la experiencia, estableciendo un corte necesario entre la misma y el conocimiento de una verdad. El uso del término permite poner atención en los procesos de producción de identidad, insistiendo en la naturaleza discursiva de la experiencia.