BECAS
KRAMER Gustavo Raul
congresos y reuniones científicas
Título:
RESISTENCIA A LA CORROSIÓN DE LA ALEACIÓN Al-9%Si-2,5%Cu EN BIOETANOL
Autor/es:
G. R. KRAMER; D. DIAZ; C. M. MENDEZ; A. E. ARES
Lugar:
Buenos Aires
Reunión:
Congreso; XIX Congreso Argentino de Fisicoquímica y Química Inorgánica; 2015
Institución organizadora:
Asociación Argentina de Investigación Fisicoquímica
Resumen:
Hacia los últimos tiempos, la tecnología de las bioenergías ha presentado un incremento respecto a su aplicación, representando nuevos mercados y reemplazos de otros combustibles de actual uso [1]. El grupo de biocombustibles comprende principalmente al biodiesel, el biogás y el bioetanol, siendo este ultimo un producto de fermentación de azucares de origen vegetal, utilizado para el corte o reemplazo de las naftas derivadas de petróleo. Actualmente en la Argentina se están implementando distintas políticas para inversiones en el sistema energético, promoviendo la investigación y el desarrollo de nuevos materiales para su aplicación industrial [2]. Así, sobresalen las aleaciones de base Aluminio, que poseen óptimas características mecánicas, versatilidad y baja densidad, ideales para el sector alcoholero y el sector automotriz [3, 4, 5]. Para evaluar la resistencia a la corrosión de la aleación de base Aluminio Al-9%Si-2,5%Cu, cuando la misma es expuesta a un medio constituido por Bioetanol de producción regional, con pH= 6,18 y a temperatura ambiente, se realizaron medidas de Espectroscopía de Impedancia Electroquímica (E.I.E., voltaje sinusoidal de ±10 mV en un rango de frecuencia de 100 kHz a 0,001 Hz.), curvas de Polarización Potenciodinámica (P.P., velocidades de barrido de 0,16 mV/s) y Potencial de Circuito Abierto (P.C.A., 16 horas). Los resultados obtenidos demuestran la formación de una capa resistiva o de pasivación cuando transcurren las 16 horas de inmersión, manifestando un comportamiento similar a aleaciones base Aluminio conteniendo únicamente Silicio como aleante. En forma comparativa a estas últimas aleaciones, se observó un aumento del potencial de corrosión, efecto propio del aporte de Cobre al material base. Mediante el análisis de EIE, se identificaron dos contribuciones capacitivas y dos contribuciones resistivas además de la resistencia óhmica del medio, evidenciando la existencia de una capa pasiva porosa sobre la superficie del metal.