CONTRATADOS
FINQUELIEVICH Susana
artículos
Título:
Democracia e Internet: ArgenTICna y el mundo
Autor/es:
SUSANA FINQUELIEVICH
Revista:
Revista de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas
Editorial:
Facultad de Ciencias Sociales y Politicas
Referencias:
Lugar: Caracas; Año: 2002 p. 105 - 105
ISSN:
0798-4456
Resumen:
¿Han surgido nuevos movimientos sociales, alumbrados pro el estruendo de las cacerolas? ¿Es Internet el nuevo soporte de la reorganización ciudadana? ¿La “nueva democracia” se construye con bits? La noche del 19 de diciembre de 2001 no marcó sólo el cacerolazo que definió la suerte de un gobierno y un brusco viraje en la historia de la Argentina. Generó también otro estallido: el de la cantidad de información ciudadana, mostrada en la creación de contenidos nacionales y locales, que comenzó a circular por la Web. Esto no se produjo sólo a través de los diarios y cadenas tradicionales: se realizó a través de páginas web, grupos de discusión, y de sitios de organizaciones independientes. La página de Indymedia Argentina (http://argentina.indymedia.org), una organización internacional de medios independientes, informa sobre revueltas y protestas en decenas de ciudades del mundo. En http://elatico.com se encuentran artículos de análisis sobre la actualidad nacional, los cacerolazos, y la dolorosa emigración de los jóvenes. La página Vaciamiento.com (www.vaciamiento.com) no es nueva: nació  cuando se definía en España el futuro de Aerolíneas Argentinas como empresa, previamente vaciada Hoy el sitio pretende ser una suerte de espejo de la realidad nacional. En los Yahoo! Grupos (http://ar.groups.yahoo.com), sección Política y gobierno y en Opinión del pueblo, se pueden hallar varios intentos por generar conciencia en la ciudadanía sobre la importancia de luchar juntos y para el mismo lado. Entre otros sitios más activos, se pueden mencionar a los grupos Cacerolazos, Caceroleros Argentinos, Argentinos de pie. Algunos nacieron en los días siguientes a la protesta de Plaza de Mayo del 19 de diciembre del 2001, pero otros se anticiparon a ella. Inclusive, puede bajarse una grabación con ruido de cacerolas, de modo que el ciudadano interesado pueda dejar a su computadora caceroleando en casa, mientras él o ella participa en forma presencial de los eventos vecinales[1][2]. [1] A final de este trabajo se encuentra una lista de sitios web de protesta, tanto nacionales como internacionales.