INVESTIGADORES
WINER Sonia Veronica
informe técnico
Título:
Informe de proyecto de Investigación
Autor/es:
SONIA WINER
Fecha inicio/fin:
2013-07-01/2015-07-01
Naturaleza de la

Producción Tecnológica:
Social
Campo de Aplicación:
Prom.Gral.del Conoc.-Cs.Sociales
Descripción:
En el proyecto presentado en 2013 nos propusimos como uno de los principales objetivos analizar las reformas durante los últimos diez años en regímenes democrático-representativos en el campo de la Seguridad y la Defensa, poniendo el foco sobre las continuidades y rupturas respecto de las décadas anteriores en la representación estratégica de la amenaza ?y en especial la incidencia de la estrategia estadounidense sobre la misma - que atraviesa a las políticas públicas de la región , por ejemplo, durante los gobiernos de Fernando Lugo y Horacio Cartes (poniendo el foco en los cambios producidos a partir del golpe destituyente de junio de 2012 que contienen los 9 meses de gestión de Federico Franco), Néstor Kichner y Cristina Fernández de Kichner e Luis Ignacio Lula Da Silva y Dilma Russeff -aunque ampliamos también las indagaciones hacia otros países como Chile y Ecuador-.Asimismo estudiamos de qué manera la ubicación geopolítica de Paraguay ?puesto que, lindero con Argentina, Brasil y Bolivia, se encuentra atravesado por dos ejes centrales del proyecto de la Iniciativa para la Integración en la Infraestructura Regional Suramericana (IIRSA) y constituye un país de tránsito casi obligado de personas, capitales y flujos legales e ilegales en la región, además de contener un reservorio importante de bienes naturales codiciados por Estados Unidos (especialmente biodiversidad y agua) y un potencial energético inmenso en torno a las represas de Itaipú y Yaciretá -, y una serie de variables específicas de dicha nación halladas en el lapso de la investigación, operaron de manera clave para facilitar la incidencia norteamericana sobre ésta convirtiéndola en una especie de ?laboratorio? de prácticas norteamericanas -representativa de tendencias neogolpistas, las cuales especificamos- y en una plataforma territorial desde donde se las pretendería extender hacia el resto del Cono Sur, al tiempo que operó como ?eslabón débil? para debilitar proyectos integracionistas como MERCOSUR y UNASUR. Prácticas militares y seguritarias imperiales acompañadas por la elaboración de reformas político jurídicas incorporadas a través de políticas activas, las cuales son construidas a partir de la instalación de un determinado sujeto amenazante denominado ?terrorista? o ?narco-terrorista? asociado al ?crimen organizado? (como por ejemplo el Ejército del Pueblo Paraguayo), mediante cuyo análisis logramos inferir una teorización que dé cuenta de las tendencias o lineamientos que busca imponer la potencia del norte en nuestra América del Sur ?utilizando a terceros países-. Definimos a ésta como Doctrina de Inseguridad Mundial (DIM) y observamos que la misma resulta absolutamente contraria a una perspectiva de derechos humanos centrada en la defensa del derecho a la vida y al desarrollo integral de los pueblos.También descubrimos que las políticas de Argentina en el campo de la Defensa han ido en sentido opuesto a esta doctrina promovida por Estados Unidos y por otras agencias imperiales (sobre todo inglesas e israelíes) -y que ha calado profundo en las políticas de Paraguay, sobre todo después del golpe de junio de 2012-, en tanto que no sólo han avanzado exitosamente tras un proyecto de fortalecer el control civil sobre lo militar (objetivo ya planteado en las dos décadas anteriores), sino tras lograr una democratización efectiva de las Fuerzas Armadas avanzando en un proceso de ?ciudadanización? (Winer y Mefi, 2014) impulsada desde una acción gubernamental que hace propio campo doctrinario aportado por los organismos de derechos humanos introduciendo sus principios esenciales en la elaboración de las políticas. En este sentido, la comparación de Paraguay con Argentina pone en evidencia la tensión entre dos tendencias antagónicas en el campo de la Defensa, aunque Paraguay no se ha negado discursivamente (aunque, al igual que Colombia, ha accionado en el sentido opuesto) a las iniciativas brasileñas y argentinas que proponen incorporar la protección de los recursos naturales en ese campo en el marco de la conformación de la Escuela Suramericana de Defensa (ESUDE) ?concretada en 2014- de UNASUR.La DIM teorizada a partir del análisis de las políticas paraguayas, se encuentra relacionada con la estrategia norteamericana de ?control del espectro total? (Ceceña, 2009; Melfi, 2015) y observamos que desplaza a la noción de geopolítica tradicional (basada en el estudio de las condiciones geográficas, políticas, históricas y sociales dentro del espacio estatal) por la de geo-economía (basada en la capacidad de control de los flujos legales e ilegales de mercancías, recursos, personas e información por centros de poder internacional), interpelando el concepto de soberanía nacional y a las capacidades de los Estados latinoamericanos para garantizarla. Concepto que, por otra parte, se encuentra en mutación debido a la complejización territorial de los mecanismos de cohesión y de legitimación social y al momento de transformaciones sociales que se realizan en el Estado, por encima del Estado y por fuera del Estado (García Linera, 2010) en la actualidad. Acordamos conque mutación no significa extinción de los procesos de soberanía política sino transformación o cambio en la manera de ejercerla y, en este sentido, los discursos presidenciales de los últimos meses de Horacio Cartes y de Cristina Fernández de Kichner introducen en la escena pública miradas diferentes respecto al tema. Por ejemplo, el primer mandatario plantea la intervención de agencias extranjeras israelíes y norteamericanas (como el MOSSAD y el Comando Sur) como una necesidad frente a un escenario de guerra irregular o de ?conflicto difuso? dentro de su país que implica resignar derechos de soberanía nacional y que no afecta a sus vecinos del MERCOSUR, mientras que la segunda afirma que los pronunciamientos de éstos y de otros regímenes internacionales respecto al reclamo de soberanía argentina sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sánwich del Sur son la prueba de que la defensa de la soberanía nacional de un país sudamericano ?frente a la presencia de agencias - ahora afecta a la defensa de toda la soberanía latinoamericana .Creemos que, en todo caso, lo que se pone ?o no- en cuestión es el papel de agencias imperiales y de corporaciones trasnacionales ?al igual que de regímenes internacionales del siglo XX- en la región y qué tipo de alianzas prioriza cada Estado suramericano en el actual momento histórico de transición geopolítica global, donde se produce una reemergencia de China, Rusia e India en el tablero mundial. Lo que reaparecerá a la hora de debatir el contenido real de la tan anunciada Doctrina Suramericana de Defensa, momento que se encuentra en una muy incipiente fase, es la discusión en torno de la protección de los recursos naturales, la soberanía ecológica, alimentaria e informática, y en ese sentido las alianzas y negociaciones que cada Estado se da en ese marco para adquirir mayores niveles de autonomía en relación con las potencias imperiales que buscan acceder a los bienes del continente. Nuestra intención ha sido entonces brindar herramientas académicas para madurar las bases de una doctrina de Defensa propia sin desconocer la realidad extremadamente cambiante en curso a nivel planetario, luego de indagar qué tipo de variables favorecen la adopción de representaciones de la amenaza impuestas por potencias extranjeras (teniendo en cuenta qué consecuencias acarrean éstas sobre los derechos esenciales de la población) a países que tienen un papel clave en el Cono Sur, como el mencionado Paraguay. Nos abocamos a elaborar qué alternativas podrían inferirse a partir del análisis de las políticas y de una experiencia diferente como la Argentina, quedándonos pendiente para una próxima etapa identificar de modo más detallado y profundizar el estudio de las contradicciones que aparecen entre estas dos opciones o propuestas doctrinarias al interior de las políticas brasileñas y sobre todo las chilenas (estas últimas en perspectiva con las ecuatorianas y las bolivianas).Desarrollamos para nuestra investigación un abordaje metodológico de fundamentalmente cualitativo, combinando distintas fuentes de datos, teorías, investigadores y métodos en el estudio de un fenómeno, focalizándonos en las siguientes técnicas de relevamiento: ?comparación de documentos (deseamos remarcar la importancia para la investigación de acuerdos binacionales de cooperación con Estados Unidos, Israel y Colombia cuyas copias no fueron publicadas en el boletín oficial de los países firmantes pero sí suministradas por el Centro de Estudios Estratégicos para la Defensa de UNASUR ?como la ?Declaración Conjunta de los Presidentes de la República de Colombia y de la República del Paraguay? del 29 de septiembre de 2008 y la ?Carta Acuerdo sobre la Iniciativa Zona Norte en Paraguay entre el Gobierno de la República del Paraguay y el Gobierno de los Estados Unidos de América? y de datos obtenidos en búsquedas en páginas de Internet de organismos internacionales y nacionales (priorizando las Estrategias de Seguridad Nacional publicadas por la Casa Blanca en 2002, 2006 y 2008 y 2015 los informes de la Comisión de Defensa del Senado en Washington entre 2006 y 2012 y 2015; los decretos promulgados en Asunción número 17.370 y 17.855 junto con la resolución 503 de las cámaras del Senado de la Nación de Paraguay y las leyes 1337/99, 2447/04 y 2594 dictadas por la misma institución, así como la leyes de Defensa y Seguridad ?en especial la modificación de la ley realizada en 2013 que fusiona Defensa y Seguridad y habilita al presidente al uso del instrumento militar para luchar contra la insurgencia armada en el norte del país-, las de Defensa Nacional y Seguridad Interior y las de Inteligencia Nacional ?y sus correspondientes reglamentaciones de Argentina y Paraguay -entre 1989 y 2012-), gubernamentales y no gubernamentales (en especial los sitios oficiales de la Organización de Estados Americanos, la Unión de Naciones Suramericanas, la coordinadora de derechos humanos del Paraguay, el Servicio Paz y Justicia de Paraguay, la Comisión Verdad y Justicia de Brasil, el Consejo Mundial por la Paz y otros ), así como de prensa escrita (Nodal.com, ABC Color, Ultima Hora, E´a, Clarín, La Nación , Página 12, Miradas al Sur, Tiempo Argentino, O´Globo y otros); sitios oficiales estatales (Ministerios de Relaciones Exteriores y Ministerios de Defensa y de Interior/Seguridad de Paraguay, Argentina y Brasil, Ecuador, Casa Blanca y Departamento de Estado estadounidense de Estado de los Estados Unidos de América, etc.), empresas y organizaciones sociales , medios académicos, foros y publicaciones internacionales; ?entrevistas en profundidad realizadas en 2014?en Asunción, Fozt de Iguazú, Quito y Buenos Aires - a informantes clave de los gobiernos de los tres países (aunque también de Ecuador), dirigentes de movimientos sociales y políticos y especialistas en la temática abordada.?Análisis de materiales audiovisuales y construcción de datos obtenidos a partir de imágenes recabadas durante el trabajo de campo. También resaltamos la importancia del material aportado por el Dr. Atilio Boron respecto de las instalaciones de la pista ubicada en Colombia y ejercicios realizados por el Comando Sur en Uruguay, así como los cambios producidos en materia de Defensa en Ecuador.?Análisis de indicadores socioeconómicos, políticos y socio ambientales de Argentina, Paraguay, Brasil, Uruguay y Chile (tomados de los Censos Nacionales de Población realizados en los mencionados países y de informes anuales elaborados por organismos internacionales).?Participación en foros y seminarios sobre Defensa, Seguridad y Derechos Humanos (organizados entre otros por la Universidad Católica de Asunción, por el Ministerio de Seguridad Argentino y el Centro de Estudios Legales y Sociales, por el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti y por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación Argentina, y por la Universidad Federal de Integración Latinoamericana).Los obstáculos relevantes que encontramos en el proceso de la investigación respecto del objetivo general planteado se centraron en: a) las dificultades para el acceso a ciertos documentos del Ministerio de Defensa de Brasil que dan cuenta de tareas realizadas por militares brasileños y paraguayos con estadounidenses referidos a entrenamiento ?antiterrorista?; b) las pocas garantía respecto de la seguridad física de nuestros investigadores e investigadoras en Paraguay y Brasil; c) la falta de presupuestos para que las personas de nuestro equipo puedan viajar y permanecer el tiempo necesario en las donde se realizan ejercicios de entrenamiento militar y donde existe presencia para militar; destacando en ese sentido la necesidad también de realizar trabajo de campo en el Atlántico Sur ?y en especial en Malvinas- d) Otro factor a tener en cuenta, en este sentido, es cierta limitación al momento de analizar los relatos obtenidos de población mono guaraní parlante en las fronteras paraguayas noroeste donde presuntamente opera el Ejército del Pueblo Paraguayo y la Asociación Campesina Armada y es donde los militares realizan prácticas contraterroristas asesorados por agencias colombianas, estadounidenses e israelíes en el momento actual (junio de 2015).Como mencionamos con anterioridad, uno de nuestros principales hallazgos fue comprobar la identificación esbozada en un proyecto anterior respecto de una serie de variables que inciden en las políticas públicas en materia de Seguridad y Defensa en Paraguay, las cuales consideramos que no sólo entorpecen la introducción en su diseño de una perspectiva de derechos humanos (como sí se ha podido comenzar a efectuar Argentina), sino que también dificultan la integración de este país en proyectos regionales como el Consejo de Defensa Suramericano y la Escuela Suramericana de Defensa de UNASUR, obstaculizando la concreción de propuestas encabezadas por Buenos Aires y Quito
rds']