IBIOMAR - CENPAT   25620
INSTITUTO DE BIOLOGIA DE ORGANISMOS MARINOS
Unidad Ejecutora - UE
congresos y reuniones científicas
Título:
Variación inter-anual en la reducción de nidada del Cormorán Imperial (Phalacrocorax atriceps): 2004-2015
Autor/es:
SVAGELJ, W. S.; GIUDICI, P. I.; QUINTANA, F.
Lugar:
Puerto Iguazú, Misiones
Reunión:
Congreso; VI Reunión Binacional de Ecología; 2016
Institución organizadora:
Asociación Argentina de Ecología
Resumen:
Una de las estrategias reproductivas más interesantes, y a priori contra-adaptativa, es la reducción de nidada/camada, siendo ésta una mortalidad parcial en la nidada o camada por efectos propios de la dinámica familiar. En las especies de aves que presentan reducción de nidada, el pichón más joven (marginal) usualmente muere a los pocos días de edad por inanición, fratricidio o infanticidio. La reducción de nidada es considerada una adaptación, ya sea en términos de reaseguro frente a la eventual pérdida de algún miembro principal de la nidada (i.e. reemplazando a los pichones mayores, que usualmente sobreviven; valor de reaseguro), o frente a condiciones ambientales fluctuantes durante la reproducción, donde los pichones marginales pueden sobrevivir conjuntamente con los pichones principales si las condiciones son muy favorables (valor reproductivo adicional). La reducción de nidada ha sido estudiada en numerosas especies de aves; sin embargo, la mayoría de esos estudios responden a una o unas pocas temporadas, siendo extremadamente escasos los estudios a largo plazo. El Cormorán Imperial (Phalacrocorax atriceps) es un ave marina que típicamente pone tres huevos; sin embargo, rara vez genera nidadas de tres pichones independizados. En las nidadas de tres pichones nacidos, el más pequeño usualmente muere a los pocos días. En este trabajo, analizamos diversos aspectos de la reducción de nidada de los cormoranes imperiales de Punta León (43º05´S, 64º30´O) para el período 2004-2015. Nuestros objetivos fueron: 1) caracterizar la reducción en términos de frecuencia, alcance y mecanismos, y 2) analizar la variabilidad inter-anual en la reducción y en el valor reproductivo del tercer huevo. El éxito reproductivo mostró considerables variaciones entre años (0,80-1,33 pichones por nido). Sin embargo, independientemente de las características de cada temporada reproductiva, el Cormorán Imperial se comportó como reductor de nidada obligado, donde menos del 1% (4 de 1253) de las puestas de tres huevos generaron nidadas de tres pichones exitosos. La mortalidad se dio por inanición, sin mediar agresiones. Más allá de eso, los terceros huevos tuvieron un valor de reaseguro (VR=0,16) frente a la rotura, infertilidad, falla de eclosión o muerte temprana de los hermanos principales. Así, nuestro estudio muestra que el valor reproductivo del tercer huevo de las puestas del Cormorán Imperial es de reaseguro, siendo despreciable el valor reproductivo adicional.
rds']